Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestro servicio, recoger información estadística sobre su navegación y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en  política de cookies.

Continuar
EL GOBIERNO BOLIVIANO PROMETE UNA "JUSTA REMUNERACIÓN"

Iberdrola espera que Bolivia pague el valor real de las compañías expropiadas

Iberdrola ha anunciado que, a pesar de que el gobierno boliviano no le ha informado de la nacionalización de las compañías, espera que pague su "valor real". Mientras, desde el país latinoamericano se he prometido una "justa remuneración".

Evo Morales, presidente de Bolivia Evo Morales, presidente de Bolivia | Foto: EFE

EFE  |  Madrid  | Actualizado el 29/12/2012 a las 19:58 horas

Iberdrola espera que Bolivia "pague el valor real" de las cuatro compañías filiales cuya expropiación ha anunciado este sábado el presidente de ese país, Evo Morales. Todavía no han recibido comunicación oficial de la decisión de las autoridades bolivianas y estudiarán el decreto por el que se ha decidido expropiar a las filiales de Iberdrola, que afecta a las principales distribuidoras de electricidad en La Paz, Electropaz, y en Oruro, Elfeo; a la empresa de servicios Edeser y a la gestora de inversiones Compañía Administradora de Empresas.

El Gobierno de Bolivia, por su parte, ha prometido una "justa remuneración" y un "trato respetuoso" a la empresa española. "Va a haber una justa remuneración de lo que les corresponde, no vamos a actuar de manera arbitraria", afirmó el vicepresidente boliviano, Álvaro García Linera, al tomar posesión acompañado por la policía de una de las oficinas de Electropaz, la filial de Iberdrola en La Paz.

El vicepresidente sostuvo que es un "derecho soberano" de Bolivia "nacionalizar" los servicios básicos para su "distribución equitativa", pero insistió en que "habrá un trato respetuoso hacia el inversionista extranjero, en este caso, la empresa española Iberdrola, que es la dueña de las acciones". Reiteró que la estatal Empresa Nacional de Electricidad (ENDE) contratará a una empresa independiente que verá "el patrimonio, las deudas, los activos" de las firmas expropiadas, y con esos datos se negociará la compensación.

"Confiamos en que en los siguientes meses, mediante el diálogo y mediante informes técnicos precisos y de carácter independiente, encontremos una salida negociada con la antigua empresa dueña de Electropaz y no tengamos ningún tipo de problema", agregó.

De acuerdo con datos del mercado, Iberdrola controla esas compañías a través de la sociedad de cartera Iberbolivia de Inversiones, de la que posee el 63,398% del capital. El 36,6 por ciento de Iberbolivia de Inversiones está en manos del fondo Paz Holding, en el que participan, entre otros inversores, la estadounidense General Electric o la sueca Ericson, y un porcentaje reducido es propiedad de Mauricio Valdez Cárdenas.

Iberbolivia de Inversiones posee el 89,5% de las acciones en la Empresa de Electricidad de La Paz (Electropaz), donde también participan el Banco Santander, con el 10% del capital; José Muñoz Alcocer, con el 0,33%, y la Cámara Nacional de Industrias, con el 0,12%.

En la Empresa de Luz y Fuerza de Oruro (Elfeo), además del 92,8% propiedad de Iberbolivia de Inversión, la Honorable Alcaldía Municipal de Oruro controla el 4% de las acciones; José Luis Muñoz Alcocer, el 2%; la Cámara Nacional de Industrias, el 1%, y Agustín Villegas, el 0,16%. Las compañías expropiadas suponen alrededor del 0,2% del negocio de Iberdrola y unos 6 millones de euros del beneficio total (2.804 millones en 2011).

Compartir en:
Cerrar ventana
Cerrar ventana