PRIMERA JORNADA DEL CONSEJO EUROPEO

PRIMERA JORNADA DEL CONSEJO EUROPEO

Hollande discute con Merkel y Monti cómo facilitar el rescate a España

Los jefes de Estado y de Gobierno de la UE han subrayado que están preparados para actuar si Rajoy pide la ayuda. Menos unanimidad hay en torno a la unión bancaria, defendida por París pero a la que Berlín es reticente. Además los líderes europeos han acordado retrasar la unión bancaria más allá de 2013.

Los jefes de Estado y de Gobierno de la UE han discutido las condiciones de un posible rescate de España y han subrayado que están preparados para actuar si llega una solicitud y que "respetarán" la decisión que tome el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy. De hecho, el presidente francés, François Hollande, ha discutido en sendas reuniones con la canciller alemana, Angela Merkel, y el primer ministro italiano, Mario Monti, cómo activar el mecanismo para mejorar la financiación de España.

Además del posible rescate de España, el enfrentamiento entre Hollande y Merkel sobre cómo resolver la crisis de deuda de la eurozona ha protagonizado la primera jornada del Consejo Europeo. El presidente francés ha dicho que la prioridad es cumplir lo acordado en junio sobre la unión bancaria y ha rechazado la propuesta de la canciller de modificar los Tratados para que la Comisión pueda vetar los presupuestos nacionales.

El Gobierno español ha justificado en las últimas semanas sus dudas a la hora de pedir el rescate en la posibilidad de que algún país de la eurozona, como Alemania, pueda oponerse. Sin embargo, en una comparecencia ante el Bundestag previa a la cumbre, Merkel ha dejado claro que la decisión corresponde exclusivamente a Rajoy.

"Es España en solitario la que debe decidir si necesita más asistencia del MEDE (mecanismo europeo de estabilidad). Lo he dejado claro en mis conversaciones con el presidente español una y otra vez", ha resaltado la canciller alemana en su discurso. Las condiciones de la nueva ayuda "están marcadas por las directrices", ha añadido.

Merkel ha asegurado que es consciente de los esfuerzos que se están pidiendo a los ciudadanos españoles y a los griegos, pero ha sostenido que ya se están viendo los primeros resultados en materia de reducción de costes laborales y recuperación de la producción. "Estos países están avanzando en la buena dirección", ha señalado, aunque ha dejado claro que todavía quedan muchas reformas por hacer.

"Es España la que debe decidirse. Pueden tomar una decisión y nosotros respetaremos esa decisión", ha resaltado por su parte el presidente del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy, en rueda de prensa tras la cumbre social tripartita. "La Comisión está preparada para actuar en caso de que haya una petición, pero como ha dicho el presidente del Consejo Europeo, corresponde exclusivamente a las autoridades españolas adoptar esa decisión", ha agregado el presidente del Ejecutivo comunitario, José Manuel Durao Barroso.

"No hemos recibido de España ninguna petición de asistencia financiera más allá del programa de recapitalización bancaria que se está aplicando y que va en la buena dirección", ha indicado. La primera revisión trimestral del rescate bancario a cargo de la troika, ha explicado, comenzó el 15 de octubre.

Plantean retrasar la supervisión de la banca hasta 2013
Los líderes europeos han acordado este jueves retrasar más allá del 1 de enero de 2013, fecha que se había pactado en la anterior cumbre de junio, la supervisión de la banca a cargo del Banco Central Europeo, tal y como reclamaban Alemania y sus aliados.

Ello significa que se aplaza también la recapitalización directa de entidades a cargo del fondo de rescate, que está supeditada a la creación de este supervisor único.

El retraso se expresará cambiando una sola palabra en el proyecto de conclusiones del Consejo Europeo. Donde en el borrador inicial se pedía a los legisladores acelerar las negociaciones sobre la norma que da nuevos poderes al BCE con el objetivo de "completarla" de aquí a final de año, ahora se dirá "acordarla", según las fuentes.

El impacto de este retraso sobre el rescate bancario de España es incierto, ya que todavía debe discutirse a nivel técnico si la recapitalización directa tendrá o no carácter retroactivo. Si finalmente se decide que no, como sostienen Alemania, Finlandia y Holanda, el programa español podría quedar fuera porque está previsto que concluya en junio de 2013.

Alemania y otra media docena de países han dejado claro en las discusiones previas al Consejo Europeo que ven imposible acordar la norma que convierte al BCE en supervisor único antes de que acabe el año, pese a que se comprometieron a ello en la anterior cumbre de junio. La aprobación de la ley exige unanimidad.

Los mas vistos

Economía Digital

Todo sobre finanzas, empresas, tecnología e industria

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.