COMIENZA EL JUICIO EN SANLÚCAR DE BARRAMEDA

COMIENZA EL JUICIO EN SANLÚCAR DE BARRAMEDA

Los hijos de la 'Duquesa roja' reclaman una herencia de 40 millones de euros

El juicio por el legado de la duquesa de Medina Sidonia ha comenzado este miércoles, siete años después de su muerte. Los tres hijos de Luisa Isabel Álvarez de Toledo y Maura, la llamada "Duquesa roja", reclaman como parte de su herencia los fondos con los que la aristócrata creó la Fundación Casa Medina-Sidonia, con uno de los archivos más importantes de Europa.

La posibilidad de que, de aceptarse los argumentos de los hijos, este patrimonio, catalogado como Bien de Interés Cultural, pueda dispersarse ha llenado de incertidumbre el futuro de la Fundación, con sede en el Palacio de los Guzmanes de Sanlúcar de Barrameda (Cádiz).

En defensa de su unidad se ha lanzado una plataforma ciudadana que ha reunido más de 3.000 adhesiones, entre otras de escritores como José Manuel Caballero Bonald, Luis García Montero, Almudena Grandes o Eduardo Mendicutti, y el apoyo de instituciones como la Junta de Andalucía, la Diputación de Cádiz y el Ayuntamiento de Sanlúcar de Barrameda.

Este fue el objetivo con el que la "Duquesa roja", nombre que se le dio por la lucha antifranquista de esta aristócrata que pasó por la cárcel y el exilio, constituyó hace 17 años esta Fundación, a la que legó un patrimonio que como su principal "joya" tiene un archivo con más de seis millones de documentos, los más antiguos del siglo XIII.

Cuando firmó su último testamento, diez años después de que la fundación estuviera constituida y ocho años antes de su muerte, la "Duquesa roja" consideró que esos bienes que había donado estaban ya fuera de su patrimonio y por eso no los incluyó en esta herencia.

No es lo que piensan sus tres hijos, que en ningún momento impugnaron este proceso hasta que hace tres años, cuando cada uno por separado y el mismo día, interpusieron sendas demandas en las que reclaman que la Fundación Casa Medina Sidonia no es oficial y que los bienes que la integran, el Palacio y el Archivo General, se integren en su caudal hereditario.

Los tres hijos (Leoncio, Pilar y Gabriel) reclaman que a ellos les corresponde dos tercios de estos bienes: uno a repartir entre los tres hermanos y otro para el mayor de ellos, el actual Duque de Medina Sidonia, como heredero universal, y mantienen que su madre sólo podía donar lo que se conoce como el tercio de libre disposición.

En el proceso se ha dado una valoración de esos bienes de sesenta millones de euros, algo que José Gómez Villegas, portavoz del patronato de la Fundación Casa Medina Sidonia, considera "pura teoría" dada la imposibilidad de traducir a ninguna moneda el valor de un archivo que reúne documentos desde la Edad Media de diferentes casas nobiliarias y que se ha convertido en un centro de referencia para los historiadores.

El procedimiento también se dirige contra el Ayuntamiento de Sanlúcar de Barrameda, al que reclaman la antigua iglesia de La Merced, que la duquesa cedió al municipio en el que vivió tras su exilio y hasta su muerte, y contra Liliane Dahlmann, viuda de la "Duquesa roja" y presidenta de la Fundación.

Los mas vistos

Economía Digital

Todo sobre finanzas, empresas, tecnología e industria

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.