TRAS LAS MANIFESTACIONES DEL FIN DE SEMANA

TRAS LAS MANIFESTACIONES DEL FIN DE SEMANA

El Gobierno y el PSOE negocian medidas urgentes contra los desahucios

Representantes del Gobierno y del PSOE van a negociar en una reunión de urgencia un acuerdo para la paralización de los desahucios y acudirán a ella con la confianza de concretar diversas medidas que neutralicen los desalojos de viviendas que puedan afectar a las familias más vulnerables.

Los contactos entre el Ejecutivo y el principal partido de la oposición para abordar las reformas legislativas necesarias para mitigar el impacto de los desahucios se han acrecentado este fin de semana, después de que el viernes Amaia Egaña, exedil socialista en Eibar (Guipúzcoa), se suicidara cuando iba a ser desalojada de su piso en Barakaldo.

A raíz de este suceso todos los partidos han pedido al Gobierno y a los bancos que, hasta que haya una nueva ley, detengan los desahucios de viviendas. Representantes del Ministerio de la Presidencia y de Economía decidieron así adelantar esos contactos para ultimar una propuesta encaminada a evitar desahucios y han puesto todos sus esfuerzos en la reunión que se celebrará mañana con el PSOE.

El Gobierno de Mariano Rajoy considera urgente avanzar en una propuesta relativa a esos periodos de carencia para impedir que se hagan efectivos los desalojos de las familias afectadas. Su intención es llevar esta iniciativa a la reunión que mantendrá con representantes del PSOE para intentar llegar a un acuerdo en torno a la adopción de nuevas medidas que palíen el problema de las ejecuciones hipotecarias, acrecentado con motivo de la crisis económica y la alta tasa de desempleo.

Rajoy ya avanzó el viernes que espera poder concretar mañana diversas medidas, como la paralización temporal de los desahucios que afectan a las familias más vulnerables en España.

"Todo lo que sea paralizar los desahucios me parece una buena iniciativa", dijo ayer el propio secretario general de los socialistas, Alfredo Pérez Rubalcaba.
Su partido, el PSOE, llevará mañana a la reunión con el Gobierno la proposición de ley que ha registrado en el Congreso, en la que llevan trabajando ocho meses y que tiene como base que "nadie se quede sin casa" en España por no poder pagar una hipoteca "en un momento de dificultades sobrevenidas".

La propuesta del PSOE -que de salir adelante implicará modificar cinco leyes- contempla implantar una moratoria para dejar en suspenso el proceso de ejecución hipotecaria durante la renegociación y evitar así el "abuso" de los intereses de demora, así como un procedimiento extrajudicial previo similar a los concursos de acreedores que existen para las empresas en quiebra.

El ámbito de aplicación de la iniciativa socialista va dirigida a las nuevas hipotecas, a las ya firmadas y a las que están en ejecución, explicó Rubalcaba. Después de que el pasado miércoles la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, y la vicesecretaria general del PSOE, Elena Valenciano, mantuvieran una reunión para tratar de acercar posturas y acordar posteriores encuentros, el primero de ellos tendrá lugar mañana.

Las delegaciones estarán encabezadas por el subsecretario del Ministerio de Economía, Miguel Temboury, y la secretaria de Economía del PSOE, Inmaculada Rodríguez Piñero.

Los mas vistos

Economía Digital

Todo sobre finanzas, empresas, tecnología e industria

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.