MODIFICACIONES EN LA LEY DE ARRENDAMIENTO PARA FOMENTAR EL ALQUILER

MODIFICACIONES EN LA LEY DE ARRENDAMIENTO PARA FOMENTAR EL ALQUILER

El arrendador recuperará su vivienda avisando con un mes al inquilino

El objetivo de estos cambios es potenciar el mercado del alquiler español, que tiene una menor amplitud que en otros países. Para ello, se agilizan los deshaucios, y la prórroga forzosa que permitía a los inquilinos habitar una vivienda durante cinco años pasa a tres.

El Consejo de Ministros ha aprobado un anteproyecto de Ley por el que se modifican la Ley de Arrendamientos Urbanos y la de Enjuiciamiento Civil para, entre otras cosas, facilitar que los propietarios de viviendas en alquiler recuperen sus inmuebles --incluso aunque sus inquilinos estén al corriente de los pagos--, y agilizar los procesos de desahucio.

En rueda de prensa tras el Consejo de Ministros, la ministra de Fomento, Ana Pastor, ha asegurado que este anteproyecto de Ley incluye estímulos fiscales para fomentar el alquiler de viviendas vacías.

Según Pastor, persigue dar más seguridad jurídica a los propietarios para que se saquen más viviendas al mercado del alquiler y así facilitar el acceso a los jóvenes, los colectivos vulnerables y las familias con menores rentas.

La medida "estrella", según Pastor, es la posibilidad de que el propietario pueda recuperar la vivienda con un aviso de un mes de antelación para su uso como residencia habitual, también para familiares de primer grado o cónyuges, sin necesidad de tener que pactarlo, como hasta ahora, con el inquilino. 

Además, la prórroga forzosa que permitía a los inquilinos habitar una vivienda durante cinco años pasa a tres, y la prórroga tácita de tres años se reduce a uno. De esta forma, la Ley sólo amparará a los inquilinos para que permanezcan en la vivienda durante cuatro años, en lugar de ocho.

Asimismo, las partes podrán pactar un incremento de la renta de alquiler al año superior o inferior a al IPC, que establecía hasta ahora la LAU.

Por otro lado, el anteproyecto de Ley incluye una agilización de los procesos de desahucio para aportar más seguridad jurídica a los propietarios e introduce exenciones del 70% en la tributación por IRPF para propietarios no residentes que pongan sus viviendas en alquiler y de hasta el 100% si estos propietarios residen en la UE y no son mayores de 30 años.

Por último, el Gobierno ha introducido cambios en la regulación de las Sociedades Cotizadas de Inversión Inmobiliaria (Socimis), dedicadas a la gestión de carteras de viviendas en alquiler, para fomentar su expansión.

Los mas vistos

Economía Digital

Todo sobre finanzas, empresas, tecnología e industria

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.