DECIDIÓ MANTENER LA SEDE TRAS LA APLICACIÓN DEL 155

DECIDIÓ MANTENER LA SEDE TRAS LA APLICACIÓN DEL 155

Freixenet podría trasladar su sede si en las elecciones del 21-D gana el independentismo

El pasado 31 de octubre, el consejo de administración de Freixenet decidió mantener el domicilio social de la compañía vitivinícola en Sant Sadurní d'Anoia (Barcelona) al considerar que con la aplicación del artículo 155 y la convocatoria de elecciones se recuperaba el orden constitucional en Cataluña.

El presidente de Freixenet, Josep Lluís Bonet, ha asegurado este miércoles que volverá a plantear el cambio de domicilio social del grupo si el resultado de las elecciones autonómicas del próximo 21 de diciembre es "absolutamente inconveniente" para los intereses de la empresa.

El pasado 31 de octubre, el consejo de administración de Freixenet decidió mantener el domicilio social de la compañía vitivinícola en Sant Sadurní d'Anoia (Barcelona) al considerar que con la aplicación del artículo 155 y la convocatoria de elecciones se recuperaba el orden constitucional en Cataluña.

La decisión, sin embargo, no es definitiva y todo dependerá de lo que suceda el 21 de diciembre, según ha explicado Bonet durante una conferencia en la Llotja de Mar. Fue el propio Bonet quien en octubre planteó la posibilidad de que Freixenet se llevara su sede fuera de Cataluña ante el contexto de "inseguridad jurídica, anomalía e inestabilidad" que había en Cataluña. "Pero tuvimos la fortuna de que antes se aplicó el 155, que devolvió las cosas a la senda institucional, constitucional y democrática", ha señalado el empresario, que no ha escondido el "daño" que le haría a Freixenet irse de Cataluña, donde nació hace más de cien años.

Ha apuntado, en este sentido, que las elecciones del próximo día 21 "son muy importantes" y que espera que la gente "haga una reflexión a fondo" a la hora de votar. Ha añadido que "se tiene que aceptar el resultado" electoral, pero ha advertido que si éste da lugar nuevamente a un gobierno que se desvíe de la normalidad y la seguridad jurídica, volverá a poner sobre la mesa del consejo el cambio de domicilio social.

Josep Lluís Bonet, que es también presidente de Fira de Barcelona y de la Cámara de Comercio de España, ha asegurado que el proceso soberanista "ha sido muy perjudicial" para la economía y las empresas y ha defendido la aplicación del artículo 155 por parte del Gobierno. "El 155 estaba demonizado, pero no veo que haya sido tan demoníaco", ha afirmado, a la vez que ha considerado que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha sido "bastante prudente" al aplicarlo, ya que "no ha ido hasta donde podía llegar", y "ha jugado limpio" al convocar elecciones inmediatamente. "Esto sí que es democrático, no otro tipo de movilizaciones", ha dicho Bonet, que está esperanzado en que el gobierno que surja del 21D trabaje para "construir y no perjudicar".

El presidente de Freixenet ha lamentado asimismo que los políticos independentistas hayan metido a Cataluña "en un túnel de este calibre sin tener en cuenta el daño que podría producir a la gente" y ha sido tajante al afirmar que "no va a haber independencia".

Primero, ha dicho, porque "no somos un solo pueblo", sino que "estamos divididos", pero también porque ningún país la reconocería y porque "un territorio no puede estar tranquilo si se le van 2.000 empresas", como ha sucedido en el último mes y medio en Cataluña.

Los mas vistos

Economía Digital

Todo sobre finanzas, empresas, tecnología e industria

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.