EN LA ASAMBLEA EN WASHINGTON

EN LA ASAMBLEA EN WASHINGTON

El FMI exhorta a la UE a tomar medidas enérgicas para frenar la crisis de deuda

El Fondo Monetario Internacional ha exhortado a la Unión Europea a que tome medidas enérgicas para atajar la crisis de la deuda y restaure el crecimiento económico.

Christine Lagarde, directora del FMI
Christine Lagarde, directora del FMI | EFE

El Fondo Monetario Internacional ha exhortado a la Unión Europea a que tome medidas enérgicas para atajar la crisis de la deuda y restaure el crecimiento económico. en el Viejo Continente, ante la repercusión negativa que está causando el agravamiento de la coyuntura financiera europea en la economía global.

Un día después de que el G-20 acordara redoblar el colchón financiero del FMI en más de 430.000 millones de euros (325.000 millones de euros), superando la barrera del trillón de dólares (756,5 billones de euros) reclamado por el FMI hace unos meses para lidiar con la creciente crisis en Europa, el Comité Financiero y Monetario Internacional (CFMI), el núcleo administrativo del organismo internacional, ha reclamado a los países de la Eurozona que acometan reformas y reduzcan sus niveles de deuda.

El presidente del CFMI y ministro de Finanzas de Singapur, Tharman Shanmugaratnam, ha señalado que la prioridad es "volver al crecimiento normal a un medio plazo", es decir, "en dos o tres años". De lo contrario, ha puntualizado, "la sostenibilidad fiscal tampoco será posible".

Para lidiar con esta situación, Shanmugaratnam ha advertido de los efectos adversos que pueden conllevar las medidas de austeridad implementadas por muchos gobiernos europeos. "En las economías avanzadas, se necesitan políticas creíbles de consolidación fiscal, una reducción de deuda, al mismo tiempo que se vadean políticas fiscales excesivamente contractivas", ha apostillado.

No obstante, Estados Unidos y Japón también han sido objeto de las críticas por parte de algunos sectores del FMI. El ministro de Finanzas de Alemania, Wolfgang Schäuble, ha argumentado que ambas naciones "necesitar reducir sus déficit y la deuda pública". Schäuble ha enfatizado en que las medidas para lograrlo han de ser "creíbles" e implementadas de forma urgente.

En cambio, su homólogo japonés, Jun Azumi, ha sostenido que el aumento del colchón financiero del FMI a modo de cortafuegos solo "compra tiempo" y representa "un alivio", en consonancia con las palabras pronunciadas por el comisario de Asuntos Económicos y Monetarios de la UE, Olli Rehn.

La deuda de algunos países europeos sigue suponiendo un riesgo "considerable" para la economía global, por lo que Bruselas ha de mantenerse en alerta, ha remarcado Azumi.

Los mas vistos

Economía Digital

Todo sobre finanzas, empresas, tecnología e industria

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.