DEDE SER RATIFICADO POR MAYORÍA CUALIFICADA

DEDE SER RATIFICADO POR MAYORÍA CUALIFICADA

El Ecofin debate limitar los salarios a las banqueros

Los ministros de Economía de los Veintisiete tiene previsto aprobar un tope a los bonus de los directivos bancarios. Solo Londres parece estar en contra de esta medida.

Los ministros de Economía de los Veintisiete discuten este martes si aíslan a Reino Unido aprobando un tope a los bonus de los directivos bancarios. Londres es la única capital que mantiene reservas a esta medida, aunque no tiene poder de veto, pero el resto de países dudan en dejarle en minoría porque alberga el principal centro financiero de la UE, según han informado fuentes diplomáticas. 

Según el acuerdo alcanzado la semana pasada entre la presidencia irlandesa y los representantes de la Eurocámara, los bonus de los banqueros no podrán superar la cuantía de la remuneración fija. Sólo si los accionistas del banco lo autorizan, los bonus podrían llegar a un máximo del doble del salario. 

Este incremento exigirá el voto de al menos el 65% de los accionistas que controlen la mitad de las acciones representadas o el 75% de los votos si no hay quórum. Para aplicar esta ratio, se pondrá descontar hasta el 25% de la remuneración variable, siempre que consista en instrumentos diferidos a más de 5 años.

Estos topes, que entrarán en vigor en 2014, se introducen en la nueva norma sobre requisitos de capital para la banca -que traslada a la legislación comunitaria el acuerdo internacional Basilea III- por exigencia de la Eurocámara. Pretenden evitar que los directivos asuman riesgos excesivos a corto plazo, que según Bruselas están en el origen de la crisis financiera de 2008.

Tras una negociación de casi un año, todos los Estados miembros, salvo Reino Unido, han aceptado estas limitaciones. Londres ha perdido incluso a aliados tradicionales como Alemania, Suecia o Países Bajos.

El acuerdo con el Parlamento necesita ser ratificado por el Ecofin por mayoría cualificada, con lo que Londres no tiene poder de veto. Su aprobación final este martes dependerá de la decisión de la presidencia irlandesa, que puede optar con constatar un acuerdo o darse más tiempo para tratar de convencer a Reino Unido.

Londres sostiene que lo único que se logrará con esta norma es que aumente la parte fija de los salarios de los banqueros y que se debilite el capital en caso de crisis.
Otros países, como Francia, recuerdan que la Eurocámara sólo aprobará esta norma si incluye límites a los salarios de los banqueros. Cualquier retraso de la norma sobre requisitos de capital, sostiene, crearía desconfianza internacional en la banca europea y dificultaría su acceso a financiación.

La legislación exigirá además a los bancos desvelar los beneficios, los impuestos pagados y las subvenciones recibidas de forma desagregada país por país, así como el volumen de negocios y el número de trabajadores. Desde 2014, estos datos deberán enviarse a la Comisión, y a partir de 2015 tendrán que publicarse.

El Ecofin sí tiene previsto dar su visto bueno definitivo a la norma que da nuevos poderes a la Comisión para controlar los presupuestos nacionales de los países de la eurozona. Los Gobiernos estarán obligados a enviar a Bruselas su proyecto de presupuestos para el año siguiente antes del 15 de octubre de cada año, antes de su aprobación parlamentaria.

El Ejecutivo comunitario podrá publicar su opinión sobre las cuentas nacionales e incluso pedir cambios si considera que se desvían de los objetivos de consolidación asumidos por cada país. No obstante, su solicitud no tendrá un carácter vinculante. La nueva norma permite además a Bruselas someter a una vigilancia reforzada a los países que amenacen la estabilidad de la eurozona.

Los mas vistos

Economía Digital

Todo sobre finanzas, empresas, tecnología e industria

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.