GUÍA DE ORIENTACIÓN LABORAL PARA UNIVERSITARIOS

GUÍA DE ORIENTACIÓN LABORAL PARA UNIVERSITARIOS

Diez consejos para encontrar trabajo si eres universitario

Muchos estudiantes piensan que la etapa laboral comienza cuando acaba la universitaria. Sin embargo, ambas se pueden solapar para empezar cuanto antes a conocer cómo funciona el mundo laboral. Desde Adecco proponen diez consejos para tener éxito en la búsqueda del primer empleo.

Jóvenes estudiantes durante un examen
Jóvenes estudiantes durante un examen | EFE

Todo universitario se enfrenta a un doble reto cuando comienza sus estudios: finalizar la  carrera y encontrar su primer empleo. Muchos estudiantes piensan que la etapa laboral comienza cuando acaba la carrera pero ambos campos se pueden compaginar.

Para tener éxito en la búsqueda de tu primer trabajo, Adecco ha elaborado una guía de orientación laboral para universitarios llamada 'Preparados para no quedarnos parados', en la que proponen estos 10 consejos para conseguirlo.

Marcarse una meta a largo plazo
Cuando se inicia la etapa universitaria las perspectivas laborales son altas: buen horario, mejor salario... pero la realidad es que en nuestro primer trabajo debemos centrarnos en la búsqueda de aprendizaje, hacer contactos y demostrar nuestras capacidades, es decir, sumar esta experiencia a nuestro currículum para conseguir futuras ofertas de trabajo. Aunque no consigamos muchos ingresos con este trabajo, nos pondrá en el camino para llegar al objetivo deseado.

Especialización
No cabe duda de que estamos en la era de la especialización. Cada vez se buscan perfiles más específicos. Esto nos permite diferenciarnos de nuestros 'rivales' y ser expertos en un área. Para decidirnos por una especialización debemos tener siempre en cuenta qué demanda el mercado, qué nos gusta hacer y qué se nos da bien.

Estudiar el mercado
Es más sencillo que nosotros nos adaptemos al mercado laboral que el mercado se adapte a nuestras necesidades. Por ello debemos estudiar qué necesita para poder enfocar nuestras habilidades y ajustar nuestro currículum a esa demanda de profesionales.

Elaborar un currículum centrado en nuestras competencias
Para ser atractivos en el mercado laboral deberemos elaborar un currículum atractivo, aunque no tengamos experiencia laboral. Para ello, deberemos llamar la atención sobre nuestras competencias y actividades extracurriculares.

Agotar las fuentes de búsqueda de empleo
Para poder encontrar empleo debemos mover nuestro currículum por los canales adecuados.

Para ello, Adecco propone acudir a las siguientes fuentes: el COIE de nuestra universidad, portales de empleo como Infojobs, Trabajar.com, Laboris..., Servicios Públicos de Empleo, webs corporativas de empresas, agencias de colocación, colegios profesionales y redes sociales como linkedIn.

Buscar un orientador
El 'mentoring' es una técnica de aprendizaje en la que se nos asigna a alguien con experiencia (el mentor) para que nos apoye, nos dé consejo y orientación a la hora de entrar en el mercado laboral.

Construir una marca personal: redes sociales
Hoy en día, las empresas buscan en las redes sociales a los candidatos que pueden formar parte de su equipo. Por ello, nuestra imagen en las redes sociales debe estar acorde con los objetivos que buscamos. Así, debemos cuidar al máximo los contenidos que compartimos, al tiempo que construimos una reputación y hacemos 'networking'.

Construir una marca personal: crear un blog
Las redes sociales son masivas y necesitamos algo que nos diferencie de los demás. Un blog puede ser la clave para ello. Este soporte nos permite compartir temas de interés, reflexiones, contenido propio... que nos hagan resaltar sobre los demás.

Trabajar habilidades de comunicación
Las habilidades comunicativas son claves para conseguir un empleo. Hay que trabajar la forma en la que nos comunicamos en público. Aunque al principio nos dé miedo, con práctica se convertirá en un arma diferenciadora para enfrentarnos a las entrevistas de trabajo con naturalidad y seguridad.

Pasar una temporada en el extranjero
Irse al extranjero supone un valor añadido en nuestro currículum y en nuestras habilidades: curiosidad, capacidad para desenvolverse, tolerancia, amplitud de miras y dominio de idiomas.

Pasar un tiempo en el extranjero se convertirá en un elemento diferenciador a la hora de competir con otros candidatos.

Los mas vistos

Economía Digital

Todo sobre finanzas, empresas, tecnología e industria

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.