DATOS DEL BANCO DE ESPAÑA

DATOS DEL BANCO DE ESPAÑA

49.694 familias perdieron su casa en 2013, un 11% más que en 2012

La entrega de viviendas con intervención de las fuerzas del orden cayó un 57% en 2013, hasta 147 casos, de las que, 93 inmuebles eran viviendas habituales y las 54 restantes otras viviendas, entre las que el informe incluye la segunda residencia y las viviendas en alquiler.

Más de 49.600 familias, en concreto 49.694, perdieron su casa en 2013, un 11% más que un año antes, principalmente por decisión judicial pues hubo 28.173 desahucios, un 18,5% más que en 2012, según los datos publicados por el Banco de España.

A pesar de este aumento de los desahucios, en el 92,7% de los casos se trató de inmuebles que estaban vacíos, 26.113, frente al 7,3% restante, 2.060 viviendas, que estaban ocupadas y fueron desalojadas por orden de un juez, un 36,3% menos que en 2012. Esto explica que la entrega de viviendas con intervención de las fuerzas del orden cayera un 57% en 2013, hasta 147 casos.

Al margen de los desahucios, las familias también perdieron su casa en 2013, tras llegar a un acuerdo con el banco para entregarla, lo que se produjo en 21.521 ocasiones, un 2,6% más que en 2012. A juicio de los expertos consultados esto demuestra la voluntad negociadora de las entidades, que ha hecho que se reduzca más de un 9% la entrega de primeras viviendas, hasta 17.907, y se multiplique por 2,8 la de otro tipo de inmuebles, principalmente segundas residencias, que llegó a 3.614.

Así fue posible que hubiera 16.173 daciones en pago, un 1,3 % más que un año antes, con una reducción del 13,15% en el caso de viviendas habituales, hasta 13.178, y un aumento de 3,7 veces en otras viviendas, hasta 2.995. En total, teniendo en cuenta desahucios y entregas voluntarias, casi el 80% de las 49.694 viviendas cedidas por las familias el pasado año, exactamente 38.961 propiedades, eran el domicilio habitual, un 0,23% menos, y las 10.733 restantes eran otro tipo de viviendas, por ejemplo, segundas residencias, un 88,5 % más.

De estas 10.733 viviendas que no eran el domicilio habitual, 7.119 cambiaron de mano por decisión judicial, un 60,4% más, si bien 6.727 propiedades estaban vacías, un 65 % más que un año antes. En el caso sólo de primeras viviendas, la mayoría, unas 21.054, fueron entregadas al banco por decisión del juez, un 8,9 % más; mientras que en 17.907 casos las familias accedieron de forma voluntaria, un 6,6 % menos. A pesar de lo dramático de las cifras, si se tiene en cuenta el número total de viviendas en España con hipotecas, que ascienden a 6,46 millones, los 49.694 inmuebles entregados apenas representan un 0,77 % del total.

Los mas vistos

Economía Digital

Todo sobre finanzas, empresas, tecnología e industria

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.