ESTUDIO DE ESADE

ESTUDIO DE ESADE

¿Cómo hacer que el turismo de playa sea también rentable en invierno?

España tiene muchos destinos de sol y playa que son muy rentables en verano pero muy poco en invierno. Un informe anima a realizar planes estratégicos para hacer más rentables los hoteles, restaurantes y toda la infraestructura turística general.

El 67% de los municipios españoles no tienen ningún plan estratégico para la gestión de sus playas y un 61% afirma no tener planes de creación de nuevos productos turísticos, según un estudio de Esade que asegura además que el 57% de las playas ofrece menos de 5 metros cuadrados por turista y siguen con una gran estacionalización. En agosto se llega al 85% de ocupación mientras que fuera de la temporada de verano apenas roza el 35%.

El 84% de los municipios españoles del litoral se muestran satisfechos con las prestaciones de sus playas. Los servicios de duchas, papeleras, pasarelas, servicios asistenciales, restaurantes e incluso instalaciones para discapacitados consiguen una nota alta en la mayoría de playas españolas. Sin embargo, según el estudio de Esade realizado con la colaboración de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP), todavía hay una gran labor por delante para mejorar en gestión económica, calidad ambiental, oferta e innovación turística y planificación estratégica, "para lograr aprovechar todo su potencial y atraer turismo de calidad".

La mancomunidad de servicios destinados a la playa entre municipios de la zona, la desestacionalización de su uso a lo largo de todo el año, y la construcción en torno a ella de una oferta más completa son algunas de las recomendaciones del estudio para intentar atraer turismo de calidad. Según el estudio de Esade, la mayoría de los municipios litorales encuestados parecen conformarse con su actual oferta y carecen de planes para cambiar su estrategia.

En este sentido, el estudio subraya que sólo una cuarta parte de los municipios afirma disponer de un plan estratégico relativo a las playas. Además, cerca de la mitad de los que tienen planes afirma desarrollarlos para un año, lo cual no se ajusta a una planificación estratégica por tratarse de un período excesivamente reducido. Igualmente, el 61% de los municipios afirma no tener planes de creación de nuevos productos turísticos o de reposicionamiento que afecten a la playa.

Y es que, para los municipios, la playa es considerada más como un atractivo rentable que como el eje de desarrollo económico del municipio. "La playa sigue siendo el principal atractivo de los municipios del litoral. Si por cualquier motivo las playas quedaran inútiles, se produciría una debacle en el 53% de los municipios, puesto que perderían más del 60% de los turistas", advierte el catedrático de Marketing y director de estudio de ESADE 'Gobernanza de las playas españolas', Josep Francesc Valls.

El informe de Esade destaca también que más de dos tercios de los municipios siguen ofreciendo sus playas a cuantos más turistas mejor. Concretamente el 66,7% de los municipios afirma no haber establecido un techo sobre la capacidad receptiva máxima del municipio para preservar el espacio natural protegido de la playa. Además, más de la mitad de los municipios (57%) declara que cada bañista dispone de menos de 5 metros cuadrados de playa.

En temporada veraniega se llega en algunos puntos a la saturación. Los meses de julio y agosto registran ocupaciones superiores al 85%, junio y septiembre entre el 50 y el 60%. Durante el resto del año la ocupación baja en picado. El 65% de los municipios tiene menos del 35% de ocupación durante 6 meses del año. Las ocupaciones de más del 90% se producen en pocos municipios, la mayoría en julio y agosto creando graves problemas de servicios infraestructuras.

La gestión se complica con la crisis

La gestión de las playas también ve mermada los escasos recursos con que cuentan algunos ayuntamientos. Un tercio de los municipios gestiona un presupuesto de playas inferior al 0,5% del global municipal, y más del 40%, entre el 0,5 y el 2%. El estudio apunta también que la coordinación entre administraciones competentes es mejorable.

El 68% afirma realizar algún tipo de coordinación con los diferentes agentes públicos que forman parte del producto sol y playa. Pero más de la mitad de la muestra, el 53,9%, se posiciona a favor de que en este campo de gestión el municipio actúe en solitario y disponga de todas las competencias. A pesar de estas dificultades económicas sólo un 15% es favorable a coordinarse con agentes privados para la gestión de las playas.

Los municipios valoran en gran medida la calidad ambiental de sus playas y un 68,7% de los municipios encuestados tiene la bandera azul pero sólo un 32% consigue certificaciones que requieren más compromiso. Por otro lado, el 69,6% de los municipios del litoral español afirma que sus playas pierden arena. Entre ellos, sólo un 46% ha llevado a cabo tareas de regeneración.

En este contexto, Esade propone la intensificación de la planificación estratégica, mejorar la colaboración público-privada, buscar una mayor rentabilidad del negocio y potenciar la innovación de productos ocio, turismo, recreación, salud y cuidado del cuerpo en estos espacios naturales.

Los mas vistos

Economía Digital

Todo sobre finanzas, empresas, tecnología e industria

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.