TRAS ANALIZAR LOS PRESUPUESTOS DE 2016

TRAS ANALIZAR LOS PRESUPUESTOS DE 2016

La Comisión Europea confirma sus dudas de que España cumpla los objetivos de déficit

Bruselas ve riesgos de que España incumpla sus objetivos de reducción de déficit comprometidos para este ejercicio y el del próximo año. De hecho, cree que las cuentas para 2016 son "un poco demasiado optimistas y sujetas a riesgos negativos", por lo que exige "medidas". Lo ha docho el comisario Pierre Moscovici, el mismo que hace una semana provocó la polémica al adelantar de forma no oficial el análisis de la CE.

La Comisión Europea (CE) confirmó el riesgo de que España incumpla los objetivos de reducción del déficit público marcados por la disciplina fiscal este año y el siguiente, tras analizar el proyecto presupuestario del Gobierno español para 2016, que considera "un poco optimista". Por ello, pide a España que ejecute "rigurosamente el presupuesto de 2015" y que adopte las "medidas necesarias" durante la tramitación final del presupuesto para "garantizar" que cumple con el objetivo de reducir el déficit hasta el 2,8 % del PIB el próximo año. Además, el Gobierno resultante de las elecciones que se celebrarán el próximo diciembre tendrá que revisar el plan presupuestario actualizado y presentarlo "lo antes posible".

Tras comparar las previsiones del Gobierno español con las elaboradas por los servicios de la Comisión Europea en un análisis específico sobre España, la institución ha concluido que las estimaciones españolas para 2015 son "plausibles y se encuentran en un terreno muy cercano" a las comunitarias, según el comisario europeo de Asuntos Económicos y Financieros, Pierre Moscivici. Sin embargo, las cuentas para 2016 son "un poco demasiado optimistas y sujetas a riesgos negativos", dijo Moscovici, en especial una mayor desaceleración de la economía a escala mundial debido a las turbulencias en los países emergentes.

La Comisión estima que el PIB de España crecerá un 3,1 % este año y un 2,7 % el próximo. Además, considera que España no cumplirá sus objetivos de reducción del déficit público ni este año ni el siguiente, cuando debería situarse en un 4,2 % del PIB y un 2,8, respectivamente. Bruselas cree que el desvío se mantendrá en un 4,5 % este ejercicio, 0,3 puntos porcentuales por encima de lo que espera el Ejecutivo español, debido a una "apreciación divergente de las disminuciones del gastos" públicos, según Moscovici. Respecto a 2016, la Comisión espera que el déficit se mantenga en un 3,5 %, 0,7 puntos de más que reflejan "un punto de partida menos favorable" del que baraja el Gobierno español.

La Comisión también advierte en su opinión de que el país tampoco va a cumplir con los esfuerzos estructurales propuestos, que debían ser equivalentes a "0,8 puntos porcentuales" y el Gobierno en su proyecto presupuestario reduce a 0,2 puntos, mientras que la CE cree que entrará en negativo con un "deterioro" de 0,5 puntos. Para el año próximo, cuando el objetivo es "un esfuerzo del 1,2 % del PIB", el plan presupuestario estima que se mantendrá en un 0 %, mientras que la Comisión cree que el deterioro alcanzará 0,2 %, "significativamente por debajo" de la meta.

La opinión originariamente iba a ser publicada el pasado martes pero que el presidente de la institución, Jean-Claude Juncker, decidió retrasarlo tras la polémica que causaron en la víspera unas declaraciones de Moscovici adelantando que España estaba en riego de incumplimiento.

Los mas vistos

Economía Digital

Todo sobre finanzas, empresas, tecnología e industria

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.