OPERACIÓN EMPERADOR EN COBO CALLEJA

OPERACIÓN EMPERADOR EN COBO CALLEJA

Un comerciante chino nos abre las puertas de uno de los locales investigado por la Policía

En el polígono Cobo Calleja, el epicentro de la operación Emperador, ya no hay presencia policial. La vida sigue con normalidad en los comercios excluidos de la investigación, pero los clientes llegan a cuentagotas. Hemos entrado en uno de los supuestos restaurantes investigados por la Policía y nuestra sorpresa ha sido mayúscula.

Volvemos a la zona cero de la operación policial en el polígono de Fuenlabrada. Y allí nos encontramos algunas sorpresas. Calle León. Un empleado chino nos muestra la cerradura de su negocio; fue reventada por la Policía cuando entró en su local en busca de pruebas.

Se trata de un supuesto restaurante: dentro vemos una barra, mesas y en la oficina hay tirada una caja fuerte abierta. El local cuenta con cocina y hasta hay comida en el fuego, pero algo no cuadra. Las cámaras están vacías y el almacén de alimentos es demasiado pequeño.  La sorpresa llega poco después: justo al lado encontramos dos habitaciones con mesas de juego.

Varios empleados de un taller contiguo fueron testigos de la llegada de la Policía. Primero de madrugada, y más tarde, cuando consiguieron una orden del juez.

En el polígono la vida transcurre a medio gas. Las puertas de algunos comercios siguen cerradas. En el resto la actividad es inferior a la de un viernes normal. Muchos dueños de origen chino no quieren hablar. Otros, sí dan la cara. Sus ventas se han estrellado y temen que la operación dañe su imagen.

Los mas vistos

Economía Digital

Todo sobre finanzas, empresas, tecnología e industria

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.