Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestro servicio, recoger información estadística sobre su navegación y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en  política de cookies.

Continuar
PARA CUMPLIR CON EL DÉFICIT PÚBLICO

Cataluña pide 5.023 millones al Estado pero no aceptará condiciones políticas

El Gobierno catalán ha solicitado al Ejecutivo central adherirse al Fondo de Liquidez Autonómico, aunque ha advertido de que no aceptará "condiciones políticas" para disponer de unos recursos "que son de los propios catalanes".

Cataluña pide 5.023 millones al Estado pero no aceptará condiciones políticas ver el video

EFE  |  Barcelona  | Actualizado el 28/08/2012 a las 15:33 horas

La Generalitat pedirá 5.023 millones de euros al Fondo de Liquidez Autonómica para cubrir déficit y vencimientos de deuda de este año. Lo ha anunciado el portavoz del Gobierno catalán, Francesc Homs, en la rueda de prensa posterior al primer Consejo Ejecutivo tras las vacaciones. En julio, Homs y el consejero de Economía y Conocimiento, Andreu Mas-Colell, ya dieron por hecho que Cataluña iba a acudir al nuevo fondo autonómico, aunque no fijaron fecha para ello y negaron que reclamar esta ayuda pudiera asemejarse a la petición de un rescate.

Para evitar que se hagan paralelismos entre la ayuda financiera de la Unión Europea a España y la demanda de recursos de la Generalitat al Estado, Homs ha subrayado que los catalanes pagan unos impuestos pero el Estado gestiona estos recursos, y ha añadido que, en cambio, los recursos que puede recibir España se nutren de la aportación de otros contribuyentes europeos.

"Es un dinero que es de los propios catalanes, que pagamos con nuestros impuestos", ha aseverado el portavoz de la Generalitat, que afronta unos vencimientos en el segundo semestre por valor de 5.755 millones de euros. Preguntado acerca de qué entendía por condiciones políticas, Homs ha evitado entrar en concreciones, pero en los últimos meses el ejecutivo ha alertado de las consecuencias de una hipotética intervención de Cataluña.

En cualquier caso, el ejecutivo catalán que preside Artur Mas está "convencido" de que el Gobierno no impondrá condiciones a Cataluña de carácter político, más allá de los requisitos financieros de supervisión que implica el acceso a este fondo de liquidez y de las competencias que le da la ley de estabilidad financiera. El ejecutivo catalán da por hecho que con el cumplimiento del plan de ajuste aprobado por el Consejo de Política Fiscal y Financiera sería suficiente.

La solicitud formal de adhesión al Fondo de Liquidez evidencia las tensiones de tesorería de la Generalitat, que además es la comunidad más endeudada de España, con una deuda que supera los 42.000 millones (el 21 % de su PIB), y debe ajustar el déficit del 3,9 % con el que cerró 2011 al 1,5 % del PIB a finales de este año. Homs ha comentado que con esos más de 5.000 millones de margen, el Govern deja clara su voluntad de cumplir con el déficit máximo pactado, que es del 1,5% del PIB, un objetivo que, sin embargo, ha asegurado que es "muy difícil".

Sin embargo, el Govern no ha descartado ni que de aquí a final de año pueda ponerse en marcha un nuevo plan de ajuste -"en los tiempos que vivimos nadie puede descartar nada", ha dicho- ni tampoco que el Govern renuncie a una nueva emisión de bonos minoristas. Tampoco ha precisado qué calendario maneja el Govern para saldar las deudas correspondientes a conciertos sanitarios y educativos y las contraídas con entidades sociales durante el mes de julio, y simplemente ha comentado que se abonarán "tan pronto como se pueda".

Preguntado por la posibilidad de un "rescate" a España, el portavoz del ejecutivo catalán ha evitado "especular" con esta posibilidad. Homs ha expresado la necesidad de que todas las administraciones puedan financiarse con el mismo coste, y ha recordado la petición formulada al Gobierno por el conseller de Economía, Andreu Mas-Colell, de poner en marcha los 'hispanobonos', emisiones conjuntas de deuda.

Compartir en:
Cerrar ventana
Cerrar ventana