MERCADOS | SE FINANCIARÁN CON LA LÍNEA DE LIQUIDEZ DE EMERGENCIA

MERCADOS | SE FINANCIARÁN CON LA LÍNEA DE LIQUIDEZ DE EMERGENCIA

La Bolsa de Atenas se hunde tras el anuncio del BCE de no aceptar bonos como garantías

La Bolsa de Atenas se ha desplomado al inicio de la jornada tras el anuncio del BCE de que dejará de aceptar bonos de Grecia como garantía en sus operaciones de liquidez. El Gobierno griego asegura que la liquidez bancaria está garantizada pese a la decisión del BCE, que supone que los bancos griegos no podrán recaudar dinero como hasta ahora, a un tipo del 0,5%, y lo deberán hacer a través del mecanismo urgente de asistencia a la liquidez, a un interés del 1,55%.

La Bolsa de Atenas abrió a la baja tras el anuncio del BCE de que no aceptará los bonos griegos como garantías en sus operaciones de refinanciación. A las 09.00 GMT, el índice general bajaba un 5,82% hasta los 799,23 puntos, algo menos que en los primeros compases.

Los sectores que más caían eran los bancos (15,67%), seguidos de las acciones del sector sanitario (8,89%) y petróleo y gas (6,52%). El volumen de transacciones era, tres cuartos de hora después de la apertura de 27,96 millones de euros.

El rendimiento de los bonos a diez años en el mercado secundario se disparaba a las 08.45 GMT a un 11,03%, un 0,90% más que en la jornada anterior. La prima de riesgo se situaba en 1.069 puntos básicos, 92 por encima del miércoles.

El Gobierno griego aseguró que la liquidez bancaria está garantizada pese a la decisión del BCE de dejar de aceptar los bonos griegos como garantía en sus operaciones de refinanciación. La Bolsa reaccionaba así al anuncio anoche del BCE de que dejaría de aceptar a partir del próximo día 11 los bonos griegos como garantía en sus operaciones de refinanciación, lo que encarece sustancialmente los préstamos.

La decisión supone que los bancos griegos no podrán recaudar como hasta ahora dinero del BCE, a un tipo del 0,05%, y lo deberán hacer a través del mecanismo urgente de asistencia a la liquidez (ELA), a un interés que ronda el 1,55%.

El portavoz del Gobierno, Gavriil Sakelaridis, recalcó que "no hay motivo de preocupación" y se trata de una "presión política" por parte del BCE dentro del proceso de negociación de Grecia con sus socios. "No chantajeamos pero tampoco dejamos que nos chantajeen", dijo Sakelaridis en declaraciones a la televisión privada "Mega".

Por su parte, el ministerio de Finanzas recalcó que la decisión del BCE no es producto de una "evolución negativa en el sector financiero" y se produce "después de dos días de estabilización sustancial".

Los mas vistos

Economía Digital

Todo sobre finanzas, empresas, tecnología e industria

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.