SEGÚN ANUNCIÓ EL SECRETARIO DE ESTADO

SEGÚN ANUNCIÓ EL SECRETARIO DE ESTADO

Bélgica hará 'controles sorpresa' a los parados en su domicilio para evitar fraudes

Bélgica va a autorizar que las autoridades puedan hacer 'controles sorpresa' a los parados en su domicilio con el fin de percibir la prestación máxima por desempleo, un fraude que las autoridades creen muy extendido. El 'fraude a domicilio' concierne a las personas que para recibir la mayor prestación por desempleo, correspondiente a la categoría de 'persona aislada', mienten sobre su situación familiar, falseando su dirección.

Bélgica tiene previsto autorizar los "controles sorpresa" en el domicilio de los parados para desenmascarar a las personas que fingen vivir solas con el fin de percibir la prestación máxima por desempleo, un fraude que las autoridades creen más extendido de lo que dicen las estadísticas.

En Bélgica el montante de la prestación por desempleo depende, entre otros factores, de si el desempleado vive solo o cohabita con otras personas, con importantes diferencias en las ayudas percibidas entre un caso y el otro. El Gobierno belga pretende con los controles sorpresa combatir esta situación. Así lo ha anunciado el secretario de Estado responsable de la lucha contra el fraude social, Bart Tommelein (del partido liberal flamenco Open VLD), informa el diario flamenco "Standaard".

El llamado "fraude a domicilio" concierne a las personas que para recibir la mayor prestación por desempleo, correspondiente a la categoría de "persona aislada", mienten sobre su situación familiar, falseando su dirección. Según la normativa actual, los inspectores de la Organización Nacional de Empleo (Onem) deben prevenir con antelación a los parados de cualquier control a domicilio antes de poder presentarse en el lugar. "El que comete fraude tiene todo el tiempo necesario para organizarse.

Y la medida, en lugar de luchar contra el fraude, lo favorece", según Tommelein. Precisó asimismo que los inspectores sólo se presentarán en un domicilio cuando haya "graves sospechas de abusos, por ejemplo cuando el análisis de las facturas de electricidad o de agua de que pensar".

El afectado "debe dar su autorización. Si no es el caso, hay que hacer intervenir al juez de instrucción", añadió. El secretario de Estado espera que la medida tenga un efecto disuasorio. El pasado año, la Onem constató 10.566 casos de fraude a domicilio, mientras que un año antes el número fue de 8.379 casos.

Los mas vistos

Economía Digital

Todo sobre finanzas, empresas, tecnología e industria

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.