SE MANTIENE EN 60 EUROS EL LÍMITE DE RETIRADA EN EFECTIVO

SE MANTIENE EN 60 EUROS EL LÍMITE DE RETIRADA EN EFECTIVO

Los bancos griegos seguirán cerrados en espera de liquidez del BCE

Por su parte el Banco Central Europeo ha decidido mantener el nivel de liquidez de emergencia a la que los bancos griegos pueden acceder, unos 89.000 millones de euros, según ha informado un portavoz de la entidad monetaria.

Griegos haciendo cola frente a un cajero
Griegos haciendo cola frente a un cajero | EFE

Los bancos en Grecia permanecerán cerrados en los próximos días a la espera de que el Banco Central Europeo (BCE) vuelva a ofrecer inyecciones de liquidez, según han informado fuentes de la unión bancaria helena. "Los bancos dispondrán de liquidez suficiente hasta el próximo miércoles", día en que el BCE volverá a deliberar sobre los créditos de emergencia a la banca griega, ha dicho la citada fuente. Por el momento, se mantendrá por tanto en 60 euros el límite de retirada de efectivo en cajeros, así como la prohibición de efectuar transacciones al extranjero, con excepción de pagos comerciales aprobados por una comisión especial.

Se mantiene, en cambio, sin límite las transacciones electrónicas nacionales, así como las retiradas de efectivo en cajeros con tarjetas de bancos en el extranjero. La decisión se ha tomado después de que el consejo de gobierno del BCE haya decidido hoy no ofrecer liquidez adicional a los bancos griegos y mantener el máximo de créditos de emergencia en 89.000 millones de euros, pese al acuerdo alcanzado esta mañana entre el Gobierno de Atenas y los líderes de la eurozona para iniciar negociaciones sobre un tercer rescate. Esta provisión de liquidez de emergencia es más cara que la que ofrece el BCE en sus operaciones de refinanciación ordinarias y cuesta un 1,55%, interés que los bancos griegos pagan al Banco de Grecia, en vez del 0,05% al que presta ahora el BCE. Asimismo la decisión del BCE de mantener el tope máximo que los bancos griegos pueden pedir prestado obligará a Grecia a cerrar los bancos más tiempo.

Según las citadas fuentes bancarias, la decisión del BCE de no ofrecer financiación adicional se ha debido básicamente a que en los bancos griegos hubo entradas de liquidez en los últimos días. Fuentes gubernamentales han precisado que en los bancos hay todavía en torno a 350 millones de euros disponibles, una cifra relativamente alta si se tiene en cuenta que el jueves pasado quedaban ya solo 700 millones de euros. Esto se debe, según las citadas fuentes, a que el Estado inyectó en el sistema bancario 200 millones de euros del pago de salarios. Este dinero pudo ser desembolsado porque el Estado, a su vez, tuvo ingresos inesperados procedentes del pago de impuestos de muchos empresarios que, por temor a sufrir quitas en sus depósitos, optaron por saldar deudas con el fisco.

El BCE tiene previsto celebrar su próxima conferencia telefónica el miércoles, día para el que está prevista la votación en el Parlamento heleno del primer paquete de medidas acordadas esta madrugada entre Grecia y los socios de la eurozona. Los analistas parten de la base de que, aun cuando puedan abrir los bancos en los próximos días, se mantendrá el control de capitales por algún tiempo. Grecia cumplió hoy su segunda semana de corralito, que coincidió con el incumplimiento de un nuevo pago al Fondo Monetario Internacional (FMI), en esta ocasión de 500 millones de euros.

Hasta que no fluyan los primeros 7.000 millones de euros que los líderes de la eurozona reconocieron como necesidad más inmediata antes del próximo lunes, en que vence un pago de 3.500 millones de euros al BCE, Grecia no estará en condiciones de devolver pago alguno. Con estos 7.000 millones -supeditados a la aprobación por el Parlamento heleno de una primera serie de acciones previas, como el cambio del régimen del IVA o de las pensiones- el Estado podrá hacer frente no solo al pago al BCE, sino también a las deudas al FMI. El pasado 30 de junio no devolvió un préstamo del FMI por valor de 1.600 millones de euros, a los que se suman los 500 millones de euros de hoy. Desde esa fecha, Grecia se encuentra en situación de "mora", pero no formalmente de impago, ya que la tramitación de una suspensión de pagos suele prolongarse un mes, proceso que podría detenerse si en las próximas semanas el Estado cumple con sus obligaciones.

El consejo de gobierno del BCE se reúne de nuevo el miércoles para tratar la política monetaria de la zona del euro y la situación de Grecia. El BCE comunicará el jueves a las 11.45 horas GMT su decisión sobre los tipos de interés para la zona del euro, que se sitúan en el mínimo histórico del 0,05 %.

Los mas vistos

Economía Digital

Todo sobre finanzas, empresas, tecnología e industria

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.