ECONOMÍA | NO PREVÉ CAMBIOS EN EL CRÉDITO

ECONOMÍA | NO PREVÉ CAMBIOS EN EL CRÉDITO

El Banco de España cree que la economía española crecerá en torno al 1% en 2014

El gobernador del Banco de España, Luis María Linde, opina que este crecimiento, superior en tres décimas a las previsiones del Gobierno, permitirá la creación de empleo neto. Pese al dato positivo, Linde ha recordado que existen riesgos para la economía española como la necesidad de de reducir el déficit y la deuda.

El gobernador del Banco de España, Luis María Linde, ha previsto este martes que la economía crezca en torno al 1 % en 2014, un aumento de la actividad "relativamente moderado" que no estará exento de riesgos y en el que debería jugar un papel la reforma fiscal, ante la imposibilidad de aplicar otros estímulos.

En declaraciones a los medios, Linde ha calculado que con ese crecimiento de la economía española -por encima del 0,7 % que se prevé oficialmente, pero en línea con lo ya adelantado por el Ejecutivo- puede haber creación de empleo neto.

En un discurso previo en el Colegio de Ingenieros de Caminos, Canales y Puertos, Linde ha recordado que seguir avanzando en la consolidación fiscal no permite la aplicación de políticas presupuestarias expansivas a corto plazo y que existen diversos riesgos para la economía como la necesidad de reducir el déficit y la deuda.

En estas circunstancias -ha continuado- "adquiere gran importancia una posible reforma tributaria que favoreciera la eficiencia económica y el crecimiento".

Además ha señalado que en el terreno de la deuda privada "no cabe esperar que el crédito se recupere a nivel agregado hasta que lo haya hecho el crecimiento económico".

A su juicio, cabe prever que la demanda interna siga ganando peso, aunque dentro de una trayectoria de recuperación muy gradual, en línea con la que se prevé para sus factores determinantes.

En cuanto a la inversión en construcción participará de esta pauta de recuperación, "si bien teniendo en cuenta su posición algo más negativa al inicio de este año, con retraso con respecto al resto de componentes de la demanda interna.

Por su parte, la demanda externa mantendrá su aportación positiva al PIB, pero con contribuciones más reducidas que en los años de la crisis, ha dicho.

A medio y largo plazo, según Linde los dos principales motores del crecimiento económico son el crecimiento demográfico y el aumento de la productividad.

"Nuestra preocupante evolución demográfica responde a complejos factores económicos, sociales y culturales, que no es posible modificar rápidamente, lo que no significa que no deba actuarse para, en lo posible, mejorar esa evolución", ha dicho.

Por su parte, el crecimiento de la productividad tiene una relación directa con la formación de capital, y ésta, con el ahorro.

Por ello, "cualquier política que quiera ser eficaz para mejorar la productividad tiene que apoyarse en el estímulo del ahorro y en la eliminación de las trabas institucionales que lo dificultan, algo que está también conectado con las reformas que estimulan la competitividad y la seguridad jurídica", ha concluido.

Los mas vistos

Economía Digital

Todo sobre finanzas, empresas, tecnología e industria

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.