FUCI EDITA UNA GUÍA PARA EL USUARIO

FUCI EDITA UNA GUÍA PARA EL USUARIO

Se incrementan las estafas en el alquiler de apartamentos a través de Internet

Observar el precio del alquiler, asegurarse de la legalidad de la propiedad y repasar minuciosamente las condiciones del contrato son algunas de las recomendaciones para evitar el timo.

Un apartamento de alquiler
Un apartamento de alquiler | EFE

La Federación de Usuarios Consumidores Independientes (FUCI) ha alertado de un incremento de estafas en el alquiler de apartamentos a través de Internet. Al mismo tiempo, ha instado a los ciudadanos a extremar las precauciones especialmente en verano, cuando se registran la mitad de las quejas sobre arrendamientos.

Apartamentos inexistentes, de inferior categoría a la acordada, más pequeños, con falta de higiene, una mayor distancia a la playa de lo indicado o electrodomésticos que no funcionan son algunos de los problemas que sufren muchos españoles cada verano al alquilar un apartamento.

Para evitarlos, FUCI ha elaborado una guía para los usuarios en el que se les informa sobre sus derechos cuando vayan a alquilar un apartamento a través de Internet.

Las primeras recomendaciones están relacionadas con el anuncio y el anunciante: hay que desconfiar de los anuncios en los que el precio de alquiler es muy bajo.

Si el anunciante no es el propietario, sino una agencia, tendrá que demostrar esa representación y dar sus datos completos. Se debe desconfiar de los anunciantes que no proporcionan un número de teléfono fijo perfectamente identificable en el que puedan estar localizados.

Otro punto a tener en cuenta es el pago: no se aconseja pagar por adelantado la cuantía total. Aunque muchos anunciantes lo exigen como medio de garantía y para asegurarse del interés de alquilar de los usuarios durante el período de tiempo establecido.

En caso de que lo exijan, hay que asegurarse de la legalidad de la propiedad antes de realizar el pago de la fianza. Cuando los anunciantes y los propietarios exijan el pago a través de servicios como Western Union, MoneyGram, Bidpay y otros similares, según FUCI hay que comprobar la conformidad y legalidad del resto de aspectos de la contratación.

Antes de realizar una transferencia bancaria, el anunciante debe ofrecer las garantías suficientes. Los que aceptan tarjetas de crédito ofrecen más seguridad. Conviene guardar los mensajes recibidos y enviados al anunciante, así como el número de teléfono, porque no en todos los casos se da la firma de un contrato escrito.

También es aconsejable solicitar al anunciante que remita por fax y en un solo folio la fotocopia de su DNI por ambas caras, un recibo del último IBI o nota simple de la última inscripción registral del alojamiento.

En caso de realizar un contrato escrito, hay que revisarlo cuidadosamente y si uno no está convencido, deberá revisarlo un profesional para evitar cláusulas que pudieran ser abusivas.

En el contrato debe figurar toda la información sobre la vivienda, la duración de la estancia, el precio convenido y las condiciones de pago. Antes de firmar, es importante repasar la vivienda con quien alquile la casa para verificar su estado, incluido el de los electrodomésticos.

El arrendatario del apartamento turístico no puede cobrar ni el suministro de agua, ni el de energía eléctrica ni el servicio de recogida de basura porque esos gastos corren por cuenta del propietario.

Y si se siente engañado, debe presentar una reclamación por escrito, preferiblemente en el lugar de vacaciones y recuerde que los folletos publicitarios, facturas, contrato y demás documentos son necesarios como prueba ante una posible denuncia o reclamación. Si ha sido víctima de un fraude debe presentar una denuncia en las dependencias policiales más próximas a su domicilio.

Los mas vistos

Economía Digital

Todo sobre finanzas, empresas, tecnología e industria

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.