IBA DE CAMINO A SU GIMNASIO EN FILADELFIA

IBA DE CAMINO A SU GIMNASIO EN FILADELFIA

Un pez gato de 2kg cae del cielo e impacta en la cara de una deportista en un parque

Un pez gato de 40 centímetros y más de 2 kilos de peso impactó fuertemente en la cara de una joven que se encontraba caminando por un parque de camino al gimnasio. La chica acudió al médico con más de 38 grados de fiebre.

Un pez gato golpea en la cara a una joven que se encontraba de camino al gimnasio
Un pez gato golpea en la cara a una joven que se encontraba de camino al gimnasio | Cameron Abrams

Lisa Lobree, que se encontraba de camino al gimnasio, caminando por un parque de Filadelfia, escuchó un extraño ruido que venía de un árbol. La joven giró la cabeza para ver de qué se trataba cuando de repente recibió un húmedo golpe en la cara.

La joven no supo cómo reaccionar y al girarse para comprobar qué le había golpeado se llevó la sorpresa de que se trataba de un enorme pez. "De repente algo me dio una bofetada. Estaba muy asustada. Me dolía mucho y no sabía qué había pasado", contó Lisa a un medio local de la ciudad.

Tras el golpe, la cara de Lisa empezó a sangrar e hincharse; la joven pensó que eran tripas de pescado, pero resultó tratarse de un corte cerca del ojo que le había causado el fuerte impacto.

Lobree se marchó a casa a curarse y darse una ducha para eliminar el olor a pescado de su cuerpo, pero a media tarde se empezó a encontrar mal y comprobó que su temperatura corporal se había elevado a los 38 grados, así que acudió de inmediato al médico.

Fue un ave la que le 'lanzó' el pez

Cuando le explicó a la doctora lo que había ocurrido, la sanitaria no hizo más que alucinar con la historia y, sorprendida, le preguntó a Lisa "si el pez le había caído de un avión". La fiebre fue una reacción corporal de la joven de Filadelfia debido al susto tras el impacto.

Algunos testigos que presenciaron el altercado de Lisa con el 'pez volador' aseguran que fue un ave la que arrojó el pez. Posiblemente un rapaz, como un águila o un halcón, se posó en el árbol y dejó caer a su presa recién cazada justo en el momento en el que Lisa pasaba por debajo.

"Es la primera vez que un pez gato me da en la cara", dijo Lisa entre risas. "Es probablemente una de las cosas más extrañas que me han pasado en la vida", apostilla.

Más noticias

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.