Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestro servicio, recoger información estadística sobre su navegación y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en  política de cookies.

Continuar
HACEN SOCIO A UN PERRO

Lecquio podrá ver los partidos del CD San Roque de Lepe

Los dueños de Lecquio, un yorkshire, han hecho socio del equipo a su mascota para poder ir con ella a los partidos de fútbol.

Lecquio en su asiento de tribuna en el estadio del San Roque Lecquio en su asiento de tribuna en el estadio del San Roque | Foto: h24

antena3.com  |  Madrid  | Actualizado el 09/09/2012 a las 15:42 horas

Lecquio es el socio número 1.600 del CD San Roque de Lepe. Lo característico de esto es que Lecquio es un yorkshire terrier de siete años con unos dueños que quieren que disfrute del fútbol tanto como ellos. Por lo que el perro podrá disfrutar como una abonado más de los partidos que dispute el equipo en su campo.

Manuel Contreras y Lola Romero, sus propietarios, pueden entrar legalmente con el perro en el estadio del San Roque cada fin de semana, al estar regulada la entrada de animales a los recintos deportivos, y así disfrutar del fútbol sin dejar al animal. Contreras ha explicado que contactaron con la directiva del equipo lepero, les propusieron que el perro se hiciese socio, y finalmente así fue. Lecquio es, desde ayer, el socio 1.600 del CD San Roque de Lepe para la presente temporada, y ya estrenó su carné y su silla oficial en tribuna, en el partido que el San Roque ganó por 4-1 al CD Loja.

Dada la situación y el impedimento de que entren animales en el estadio, los porteros del campo no permitieron el paso del animal hasta que no picaron su abono en la puerta como si de otro aficionado más se tratase. Una vez en en su asiento de tribuna, Manuel Contreras explico cómo vive el fútbol el pequeño Lecquio "se sienta en su silla, sigue el movimiento del balón, y hasta levanta las orejas y mueve el rabo cuando hay una jugada de peligro y la gente grita".

Compartir en:
PUBLICIDAD
Cerrar ventana
Cerrar ventana