Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestro servicio, recoger información estadística sobre su navegación y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en  política de cookies.

Continuar
  • 0 Comentarios
  • Julio César Chávez Jr. con Sergio Maravilla Martínez Julio César Chávez Jr. con Sergio Maravilla Martínez | Foto: EFE

    Agencias  |  EEUU  | Actualizado el 20/09/2012 a las 11:35 horas

    El veterano promotor Bob Arum, de Top Rank, responsable de la organización de la velada de boxeo del pasado sábado en Las Vegas (Nevada, EEUU), confirmó a la cadena de televisión ESPN que Julio César Chávez Jr., el excampeón del mundo mexicano, dio positivo en el consumo de marihuana.

    Chávez Jr., que perdió por decisión unánime ante el argentino Sergio "Maravilla" Martínez en pelea disputada a 12 asaltos en el Thomas & Mack Center, se sometió a la prueba obligatoria del examen de orina que le hicieron después de concluir la pelea.

    "La comisión comunicó a Carl Moretti, de Top Rank, que en la pelea entre Chávez Jr. y Martínez se había dado un positivo", explicó Arum. "No es algo de lo que pueda sentirme emocionado". Arum dijo que tendrá que ser el propio boxeador el que explique que fue lo que sucedió. "Julio (César Chávez Jr.) va a tener que explicar a la comisión los hechos y la misma actuará en consecuencia", valoró Arum.

    "Si había residuo de la marihuana, para mí, no es lo mismo que usar una droga para mejorar el rendimiento. Eso es hacer trampa", argumentó el veterano promotor. La marihuana, por supuesto, es una substancia ilegal, además de estar prohibida dentro del mundo del boxeo.

    Esta es la segunda prueba positiva de Chávez Jr., de 26 años, por una sustancia prohibida y la tercera relacionada con substancias prohibidas o alcohol. "Por supuesto que estamos decepcionados con él", denunció Arum. "Con suerte, puede aprender una lección y la próxima vez estar en plena forma para la pelea. Pero volvió a mostrar la inmadurez que posee y necesita crecer".

    Chávez Jr., en noviembre de 2009, dio positivo a la substancia de furosemida, un diurético que se utiliza para ayudar a perder peso o también como encubridor de esteroides, en la pelea que disputó ante el estadounidense Troy Rowland. En esa misma velada también estuvieron el filipino Manny Pacquiao y el boricua Miguel Cotto.

    La Comisión Atlética de Nevada suspendió a Chávez durante siete meses y una multa de 10.000 dólares (10 por ciento de su bolsa de 100.000 dólares). Mientras que el resultado de la pelea, que acabó favorable a Chávez Jr. por decisión unánime, fue cambiado al de "sin decisión".

    El pasado enero, los problemas de Chávez Jr. (46-1-1, 32 nocáuts) fueron también con la ley al ser arrestado en Los Ángeles por conducir bajo los efectos del alcohol. Chávez Jr., que se entrenaba para la pelea contra su compatriota Marco Antonio Rubio, en San Antonio, donde retuvo la corona del peso mediano, versión Consejo Mundial de Boxeo (CMB), que perdió ante Martínez, llegó a un acuerdo con la fiscalía de Los Ángeles para no tener que ir a prisión y recibió tres años de libertad condicional.

    La Comisión de Nevada tiene el poder de presentar una demanda contra Chávez y podría multarlo con la retirada completa de los tres millones de dólares que recibió por enfrentarse a Martínez, suspenderle por un año o revocar su licencia de boxeador.

    Si Chávez es suspendido por la Comisión de Nevada, que podría tomar en cuenta sus antecedentes, otros estados están obligados a cumplir la sanción bajo la ley federal. "En el pasado hemos tenido tres boxeadores que han sido reincidentes y la comisión lo consideró como un factor agravante e incrementó el castigo final", subrayó Kizer.

    Compartir en:
    PUBLICIDAD
    Cerrar ventana
    Cerrar ventana