Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestro servicio, recoger información estadística sobre su navegación y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en  política de cookies.

Continuar
EUROPA LEAGUE | OLYMPIQUE 2-1 ATHLETIC

El Olympique coloca al Athletic al borde del precipicio

El Athletic Club ha sufrido una nueva derrota en la Europa League en su visita al Olympique de Lyon (2-1), en un partido de la tercera jornada disputado en Gerland donde los de Bielsa se mostraron infinitamente superiores a su rival, pero acabaron pagando las pérdidas de balón y la falta de acierto en los últimos metros.

El Athletic de Bilbao cae en Francia El Athletic de Bilbao cae en Francia | Foto: EFE

antena3.com  |  Francia  | Actualizado el 25/10/2012 a las 23:09 horas

El Athletic de Bilbao se ha colocado al borde del precipicio en la Liga Europa, al caer hoy ante el Olympique Lyonnais (2-1) en un partido que no logró controlar en ningún momento y en el que se vio superado por la mayor experiencia europea de su rival.

El conjunto de Marcelo Bielsa, actual subcampeón del torneo, está obligado ahora a ganar los tres encuentros que le quedan si quiere seguir en Europa, dado que el Sparta de Praga sumó su segunda victoria en el torneo. El Olympique demostró que por algo ha disputado las últimas trece ediciones de la Liga de Campeones.

El Athletic salió con la misión de rebelarse tras la amarga derrota de Mestalla, con la presión añadida de estar obligado a ganar para no complicarse aún más la vida en el torneo. Por primera vez esta temporada Bielsa pudo contar con su teórica defensa titular, al poder alinear por fin a Aurtenetxe, tras una larga convalecencia, junto a Amorebieta, Gurpegui e Iraola.

El técnico francés no dejó a ninguno de los titulares en el banquillo, salvo a Gomis, callando así a los medios franceses que apuntaban que reservaría a jugadores pensando en el partido contra el Marsella del domingo. La primera mitad fue muy espesa.

Hasta el minuto 24, el Athletic no consiguió llegar con claridad al área de Vercoutre. El partido no tenía dueño, si bien, poco a poco Malbranque y Fofana iban ganando terreno con su labor de zapa. A falta de 4 minutos para el descanso un peligroso robo de Malbranque a Iturraspe a punto estuvo de costarle caro al Athletic.

El menudo centrocampista francés disparó duro desde la frontal del área, pero se topó con una buena intervención de Iraizoz. Tras el descanso, el Athletic se volvió a topar con la nube de medios galos. La zona de creación del conjunto de Bielsa no carburaba y las imprecisiones en los pases se sucedían.

El Olympique no tardó en aprovechar la primera ocasión que se le presentó. Briand recuperó el balón, lanzó a Reveillére y éste centró para que Lisandro López con un cabezazo magníficamente colocado batiera a Iraizoz. La reacción de orgullo de los jugadores bilbaínos no se hizo esperar.

Cinco minutos después, Iraola colgó un balón que rebotó en el larguero y seguidamente Susaeta se quedó sólo ante el portero galo, pero su disparo se le fue fuera. El partido se aceleró. La entrada de Ibai Gómez por Muniáin, le dio vida a la banda derecha y Llorente le puso mordiente al partido al entrar por Adúriz.

Sin embargo, el Athletic se perdía en los últimos metros y permitía que el Olympique armara peligrosos contraataques. Un disparo de Gomis, que entró por Lisandro, en el minuto 70 obligó a Iraizoz a tumbarse y despejar. Poco después de falta directa Iraizoz de nuevo desvió un balón de Monzón.

La réplica llegó a falta de un cuarto de hora para el final con el gol del empate. Llorente controló un pase largo en la frontal del área y habilitó a Ibai Gómez para que este se luciera con un disparo con rosca que enmudeció al estadio de Gerland. La igualada activó entonces al conjunto local y en especial a Gomis.

La "pantera" volvió a poner en apuros a Iraizoz con dos disparos que logró despejar. La entrada de Llorente fue providencial. Un pase suyo con el pecho dejó totalmente sólo a Susaeta, pero este no logró superar al meta galo, que realizó una parada providencial, puesto que en la siguiente jugada el Olympique sentenció.

Fofana envió un misil desde fuera del área que Iraizoz detuvo, si bien, el balón quedó suelto en el área y Briand remató con el portero vasco ya batido para poner así la puntilla a un deslucido Athletic.

Compartir en:
PUBLICIDAD
Cerrar ventana
Cerrar ventana