El fútbol le debe una a Las Palmas

La derrota ante el Zaragoza complica el ascenso a la Unión Deportiva, pero el conjunto canario no se resigna a seguir soñando con el regreso a Primera.

Unión Deportiva Las Palmas
Unión Deportiva Las Palmas | EFE

Los de Paco Herrera juegan por tercera vez consecutiva la fase de promoción para ascender a la Liga BBVA y la ilusión de la hinchada canaria sigue viva. Esa afición que no abandona nunca a su equipo, ni en las buenas ni en las malas, se merece regresar al lugar que le corresponde. El domingo ofrecerá un ambientazo en el Estadio de Gran Canaria alentando hasta el último suspiro a sus jugadores. Levántandolos cuando decaigan los ánimos, dándoles un empujón en cada jugada, presionando al rival con cánticos...

Con los fantasmas del pasado presentes, la UD no quiere que se repita los sucedido ante el Córdoba. Ese minuto fatídico en el que estaba todo hecho pero el ascenso se esfumó cruelmente y que rompió la ilusión de toda una isla volcada con su equipo. Una plantilla y afición destrozada, que veía ya a su equipo visitando campos como el Santiago Bernabéu, Camp Nou o Vicente Calderón.

Y es que futbolistas como David García, Hernán, Vicente Gómez, Javi Castellano, Nauzet Alemán, Momo o Raúl Lizoain se han visto en dos ocasiones a las puertas de jugar con el equipo de su tierra en la máxima categoría del fútbol español. No puede haber mayor castigo para un equipo que le da un toque de alegría al fútbol. Por esto, se merecen que esta vez sea la definitiva.

La competividad de este equipo y el pundonor que ponen en cada partido, en cada balón dividido, no puede dejarles sin conseguir el ascenso. No cabe duda de que afición y equipo irán de la mano este domingo para lograr la remontada. Esto es fútbol y puede pasar cualquier cosa, pero nadie podrá dudar de que cualquier que sienta el escudo de Las Palmas se va a dejar cuerpo y alma en el estadio, en la grada o en su casa.

Valerón merece volver a los campos de Primera

El 'Mago de Arguineguín' sigue deleitando con sus detalles a cualquier aficionado. El mediapunta de 40 años apura sus últimos toques con la misma ilusión con la que debutó. Sus dos últimas temporadas han tenido un final amargo, descenso con el Deportivo y el ascenso frustrado ante el Córdoba. No se sabe si seguirá jugando un año más o colgará las botas, pero en el caso de que llegue ese fatídico día en el que deje el fútbol, no puede tener otro final cruel. Volvió a la UD y con su veteranía y su forma de ser ha sabido llevar las riendas del equipo como un verdadero capitán, aconsejando a los canteranos y apoyando a sus compañeros en cada partido, jugara o no.

La imagen de un club ejemplar, que mancharon unos cuantos la temporada pasada, debe limpiarse paseándose por los campos de la Liga BBVA. Como las 19 temporadas consecutivas que maravillaron en Primera con míticos jugadores como Tonono y Guedes, consiguiendo un subcampeonato liguero y la tercera plaza. Campañas que le valieron para ser temidos por todos los grandes y convertirse en un histórico de nuestra liga. Por eso, estos jugadores lucharán para devolver a la Unión Deportiva Las Palmas al sitio que le corresponde.

En Twitter: @albertosm16

Los mas vistos

Xtreme Cities

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.