ASAMBLEA DEL FC BARCELONA

El Barcelona no subirá el precio de los abonos durante el resto de mandato de Rosell

El Barcelona no subirá el precio de los abonos para el Camp Nou durante lo que resta de mandato de la actual junta directiva que, por otro lado, ha cifrado en 300 millones de euros una hipotética reforma del actual estadio, y en el doble la construcción de otro nuevo.

  • Rosell, en la Asamblea del Barcelona
  • Rosell, en la Asamblea del Barcelona
  • Rosell, Barcelona, asamblea
  • rosell-asamblea-barcelona
Video: antena3.com

Agencias  |  Madrid  | Actualizado el 22/09/2012 a las 22:09 horas

Durante la presentación del Plan Estratégico del club FC Barcelona para 2012-2016, el vicepresidente económico Javier Faus ha apuntado que el Barça no subirá el precio de los abonos durante el resto de mandato de Rosell, hasta 2016, más allá de la subida del IPC y el IVA.

Además, Faus ha señalado que el Barça "batallará por un nuevo modelo televisivo", una vez finalice su actual contrato en 2015, mientras que incorporará una nueva ley de equilibrio en los estatutos del club, por la que no se podrán cerrar los ejercicios con pérdidas.

En este sentido, con una deuda de 335 millones de euros, el Barcelona solo se plantearía una posible reforma del Camp Nou o construcción de un nuevo estadio si esa cifra se reduce hasta los 200 millones, algo que se prevé que pueda ocurrir en dos años. Así, la construcción de un nuevo coliseo alcanzaría la cifra de 600 millones, el doble que una hipotética reforma del actual.

"El Camp Nou se puede reformar, no tenemos nada filosófico en contra del proyecto de Norman Foster", ha esgrimido Faus sobre el proyecto promovido por Joan Laporta y por el que el Barça desembolsó 1,03 millones de euros. Ese proyecto quedó descartado porque se financiaba "con la venta de patrimonio inmobiliario".

Con Wembley como espejo de ese posible nuevo estadio para 2020, siempre en la ciudad de Barcelona, Faus ha recordado que éste sería un proyecto "mucho más ambicioso" y que, a pesar de que obligaría al club a endeudarse nuevamente, solo se realizará si se puede pagar "en cómodos plazos" y "sin condicionar el proyecto deportivo".

De momento, hasta esa situación, el Barça plantea una mejora de algunas de sus actuales instalaciones, como la construcción de una nueva Sala París para 700 personas, la conversión de la antigua Masía en área institucional, la ampliación de la tienda Nike o la reforma del área comercial del estadio para hacerla "más atractiva".

Unas inversiones que nunca deberán hipotecar los resultados deportivos del club, como ha reiterado el vicepresidente deportivo, Josep Maria Bartomeu: "Siempre seremos competitivos en todas las áreas deportivas del club, con independencia del plan estratégico".

"La estrategia se basa en la idea de que el juego no se discute. Necesitamos para ello estabilidad en el equipo técnico y preservar el ciclo de éxitos, por lo que dedicaremos todos nuestros recursos para ello", ha afirmado, dando como ejemplo los 15 millones que se destinan a La Masía, fútbol formativo y búsqueda de nuevos talentos.

Sin embargo, la crisis económica provocará que el club destine un cinco por ciento menos de sus ingresos a las secciones profesionales, que ahora reciben un 10 por ciento, algo que "no afectará a su competitividad", ha dicho Bartomeu.

Otro de los aspectos del plan estratégico será el impulso de la Fundación del FC Barcelona, una "prioridad absoluta" para la actual junta, así como iniciativas como "Barça Cultura", para seguir proyectando la imagen de Cataluña en el mundo y defendiendo "el hecho diferencial catalán, siempre desde el más cordial respeto", ha dicho el vicepresidente del área social, Jordi Cardoner.

Compartir en:
PUBLICIDAD