Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestro servicio, recoger información estadística sobre su navegación y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en  política de cookies.

Continuar
EUROLIGA | KHIMKI 86-85 REAL MADRID

El Real Madrid remonta 18 puntos... pero pierde en el último suspiro

El equipo blanco ha dejado escapar la victoria en Moscú, en la segunda jornada de la fase de grupos. Su gran reacción en el último cuarto no logró compensar la inferioridad que mostraron en el resto del encuentro ante los rusos.

El madrididista Marcus Slaughter intenta superar el muro de Kresimir Loncar El madrididista Marcus Slaughter intenta superar el muro de Kresimir Loncar | Foto: EFE

EFE  |  Madrid  | Actualizado el 19/10/2012 a las 20:42 horas

El Real Madrid ha perdido en el último segundo un partido que tuvo en sus manos Rudy Fernández, tras ir perdiendo durante treinta y cinco minutos y remontar 18 puntos en un último cuarto no apto para cardíacos. Al final, la victoria se quedó en casa del Khimki ruso por 86-85.

El conjunto blanco comenzó dormido, sobre todo en defensa, y por ahí llegaron todos sus problemas. La buena circulación de balón del Khimki y el saber hacer de Planinic y Loncar hicieron el resto. Laso no encontró la tecla para hacer que sus jugadores reaccionaran y Loncar dominó en la lucha bajo los tableros, primero ante un inoperante Begic, después ante Slaughter y posteriormente con Suárez, mientras el Madrid hacía caja y uno en defensa. El 25-18 con el que finalizó el primer periodo casi fue la mejor noticia para un Real Madrid descentrado en defensa y fallón en ataque.

En el segundo cuarto el juego fue a trompicones. Los rusos adquirieron por dos veces rentas de doce puntos (30-18 y 40-28) ambas superadas por dos rachas de acierto y velocidad tras un buen trabajo defensivo, pero fueron destellos. El equipo de Laso siguió sumido en un barrizal sin vislumbrar la salida a su mal juego. Al descanso, 42-35, tras un empate a 17 en el segundo periodo.

El paso por vestuarios no mejoró al equipo español y tras cuatro minutos, Pablo Laso se vio obligado a pedir tiempo muerto porque el marcador se volvió a disparar con un 66-40. Dieciséis puntos de desventaja fruto de los mismos problemas: floja defensa, superioridad en el rebote de los rusos y un ataque sin acierto en el tiro. Además, el ritmo del partido fue siempre del Khimki.

La ventaja rusa llegó a ser de 18 puntos, 62-44 (min. 26) y fue el punto de inflexión para el Real Madrid, que redobló su agresividad defensiva para frenar la sangría de puntos del Khimki. Pero al término del tercer cuarto la ventaja se instaló en los catorce puntos, 69-55.

Un parcial de 2-8 en los primeros dos minutos y medio alimentó el sueño del Real Madrid de intentar la victoria, 71-63. El sueño siguió con un triple de Carrol, un tiro libre de Slaughter y un rebote y dos puntos de Felipe Reyes que acercaron el marcador hasta un 71-69 a falta de cinco minutos y medio. Reyes de nuevo estableció el empate a 71 y con el adicional dio la primera victoria para el Real Madrid a falta de cinco minutos para el final, dando el vuelco a un partido que pintaba muy negro para el Real Madrid.

En el nuevo partido, el Khimki siguió llevando la iniciativa y un triple a Augustine, que subió el 80-75, pareció sentenciar el choque, pero el Real Madrid siguió remando y se encontró con la última posesión de 8,6 segundos (86-85) para ganar el partido. Rudy fue el encargado de jugar el último balón del partido pero su 'bomba' a escasos tres metros del aro no quiso entrar. El Madrid remó y remó pero se ahogó en la orilla.

Compartir en:
PUBLICIDAD
Cerrar ventana
Cerrar ventana