Atresmedia utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de navegación y realizar tareas de análisis.

Al continuar con tu navegación entendemos que das tu consentimiento a nuestra política de cookies.

Continuar
JORNADA 4 ACB | CB CANARIAS 86-88 REAL MADRID

El Real Madrid gana al CB Canarias en un duelo más complicado de lo previsto

El Real Madrid ha salvado los muebles en las Islas Canarias al ganar casi sobre la bocina por 86-88 al CB Canarias, evitando así la que habría sido su segunda derrota consecutiva en partido oficial. Los isleños llegaron a ir once puntos por arriba en el último cuarto pero Rudy y Carroll rescataron a los de Laso.

Mirotic, en el aro Mirotic, en el aro | Foto: EFE

agencias  |  Madrid  | Actualizado el 21/10/2012 a las 15:58 horas

Sufrida victoria del Real Madrid ante el CB Canarias por 86-88 en un partido que se complicó en demasía para los blancos pero que termina con final feliz, y pasan de esta forma el mal trago que supuso su primera derrota en partido oficial en Rusia ante el Khimki en el duelo de Euroliga.

Sin Sergio Llul y con el viaje a Moscú en las piernas madridistas, no resultó un partido fácil para el Real Madrid el hecho de jugar en el Pabellón Insular frente al recién ascendido equipo canario. Sólo en el segundo cuarto dio sensación de superioridad pero en el resto estuvo desbordado y sin el acierto anotador que había sido la nota predominante en cada partido de los de Pablo Laso.

Tuvo que ser Jaycee Carroll quien, con 26 puntos, tirase del carro madridista para dirigirles a una nueva victoria y para seguir la racha de no perder frente a un equipo tinerfeño. Su entereza y la vuelta de Rudy Fernández, que anotó los decisivos puntos finales, dieron la vuelta a un encuentro que se puso cuesta arriba a falta de un minuto.

Porque aunque el tercer cuarto fue un intercambio de golpes, el equipo de Alejandro Martínez se llegó a colocar por delante. Y por delante también iban a falta de diez minutos, con una ventaja de hasta once puntos y con un Ricardo Guillén espectacular. Pero, con todo, los de Pablo Laso lograron salvar casi sobre la bocina un duelo con el que jugaron demasiado con la derrota.

Compartir en:
PUBLICIDAD