Atresmedia utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de navegación y realizar tareas de análisis.

Al continuar con tu navegación entendemos que das tu consentimiento a nuestra política de cookies.

Continuar
BOLIVIA 1 - 1 ARGENTINA

Argentina salva un punto en La Paz a pesar de la altura

La selección de Argentina rescató un empate 1-1 contra la de Bolivia en partido por las eliminatorias sudamericanas del Mundial de Brasil 2014 disputado en La Paz, tras el que los locales quedaron sin margen de error en su pretensión de clasificar a la cita mundialista. El mal de altura se cebó con algunos jugadores argentinos. Leo Messi, que vomitó en el descanso y Di María necesitó oxígeno.

Di María necesitó oxígeno Di María necesitó oxígeno | Foto: Agencias

EFE  |  La Paz  | Actualizado el 27/03/2013 a las 10:52 horas

Los argentinos, orientados por Alejandro Sabella, llegaron a 24 puntos en la clasificación, mientras que los bolivianos de Xabier Azkargorta sumaron apenas su novena unidad. Abrió el marcador para los bolivianos Marcelo Martins Moreno en el minuto 24 con un tanto de cabeza tras un centro desde la derecha lanzado por Alejandro Chumacero, e igualó en una definición similar Ever Banega, en el 44, ante un pase de Clemente Rodríguez.

El partido correspondiente a la duodécima jornada, se jugó en el estadio Hernando Siles, de La Paz, situado a 3.600 metros sobre el nivel del mar, ante unos 40.000 espectadores. Antes del gol boliviano, los remates y las llegadas de Diego Bejarano, Alejandro Chumacero, Rudy Cardozo y Martins midieron varias veces al guardameta Sergio Romero debido a los vacíos de la última línea del elenco visitante, que jugó con una zaga de cinco.

En esos momentos, Lionel Messi apenas pudo desarrollar su juego en medio del sistema defensivo aplicado por los dirigidos por Azkargorta que, además de bloquearlo, buscaron desde el inicio la portería rival con una creciente ambición. Dos tiros libres desviados por Messi en los minutos 6 y 32, y un remate malogrado por Rodrigo Palacio en un mano a mano que rechazó con los pies el portero Sergio Galarza en el 18 fueron tres de las ocasiones claras perdidas por Argentina.

Mención aparte merece la velocidad y la fuerza de Ángel Di María, que impulsó a su equipo y fue protagonista de un par de disparos fuertes desviados por poco en los minutos 34 y 36, mostrando que el equipo de Sabella no iba a bajar los brazos tan fácilmente. Cuando parecía que Bolivia aumentaría su ventaja en el marcador, en un jugada de contragolpe, apoyada por la habilidad de Messi para regatear y un centro de Clemente Rodríguez, el volante Ever Banega, del Valencia, anotó el empate con un cabezazo.

En los primeros minutos de la segunda mitad, los bolivianos arremetieron con la misma fuerza del primer tiempo, pero también con igual falta de puntería, mientras la selección argentina trataba de mantener el ritmo sin desesperase. En el minuto 58, Banega tuvo otra oportunidad de anotar al lanzar un fuerte remate con un derechazo apenas desviado por Galarza en un vuelo espectacular, en otro momento emocionante del partido, jugado de forma dinámica por los dos equipos. Messi probó también a balón parados, pero sin resultados.

En el minuto 83, el capitán argentino desperdició una oportunidad de oro para marcar el primer gol de su vida ante Bolivia, pero Galarza salvó el remate. El partido acabó en un ida y vuelta con muestras de nerviosismo en ambas filas, pero no fueron capitalizadas por ninguno de los dos equipos, gracias a la calidad, pero también a la fortuna de Galarza y Romero.

Compartir en:
PUBLICIDAD