LA UBICACIÓN EXACTA SE MANTENDRÁ EN SECRETO

LA UBICACIÓN EXACTA SE MANTENDRÁ EN SECRETO

Un submarino español halla un barco lleno de ánforas de 2.000 años de antigüedad

Se tenían indicios de la existencia de este yacimiento desde hace más de 25 años, pero ha sido el submarino Ictineu 3 el primero en localizarlo y fotografiarlo. Según los arqueólogos, el barco y sus tesoros se encuentran "intactos". El hallazgo se ha producido en un punto indeterminado de la Costa Azul.

El submarino Ictineu 3
El submarino Ictineu 3 | @ICTINEU3

Un submarino concebido y creado en Cataluña, el Ictineu 3, ha descubierto un yacimiento de unos 2.000 años de antigüedad en un punto indeterminado de la Costa Azul, en el que hay un barco lleno de ánforas africanas. En un comunicado, la empresa responsable del submarino, Ictineu Submarins SL, ha detallado que los restos arqueológicos se hallaban a una profundidad de entre 100 y 200 metros, y están "intactos", ya que ni los cazadores de tesoros ni las artes de pesca más agresivas las han estropeado.

Se trata del primer hallazgo del submarino catalán después de conseguir la certificación y quedar homologado para bucear a 1.000 metros de profundidad a principios de noviembre. Tal como ordena la ley, se informó del hallazgo a las autoridades competentes, que en este caso es el centro de arqueología subacuática francés, el DRASSM. Será este organismo francés quien estudiará el yacimiento, y ya han indicado que la próxima primavera irán a explorarlo porque puede aportar información muy valiosa dadas sus buenas condiciones.

El hecho de que las ánforas del barco estén recubiertas de sedimentos marinos hace creer a los impulsores del sumergible catalán que debajo, en óptimas condiciones, los científicos encontrarán los restos de madera del barco. Hasta que llegue el momento, se mantendrá el secreto acerca de la ubicación y profundidad del yacimiento, del que se tenían indicios desde hace más de 25 años, pero que nunca se había conseguido localizar y fotografiar.

Ahora, gracias al Ictineu 3, se ha podido aportar la localización del yacimiento y documentos gráficos que proporcionan a la comunidad científica una información muy valiosa para el inicio de las investigaciones. "No nos dimos cuenta de que habíamos encontrado alguna cosa hasta que revisamos las filmaciones y fotografías que habíamos hecho", ha destacado el piloto del submarino Pere Forès. Hace unos meses, el Ictineu 3 ya confirmó la existencia de construcción naval ibérica del siglo I a.C. durante la exploración del yacimiento Cala Cativa I en aguas de Port de la Selva (Girona).

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.