Slow motion: la vida a cámara lenta

Harold Edgerton inventó en 1934 la cámara superlenta, capaz de capatar hasta 2.000 fotogramas por segundo, estirando el tiempo y haciendo que lo rápido se convierta en lento. Quien conoce su obra de cerca, asegura que los sistemas de grabación modernos no tienen nada que envidiar a la cámara de Edgerton.

Eso sí, "detener el tiempo" como hacía Edgerton es ahora mucho más sencillo gracias a las modernas tecnologías. El mundo del cine y de la música han sucumbido a este efecto visual y son muchos los que lo utilizan.

Los mas vistos

Venus Gillette

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.