MUERTE DEL PREMIO NOBEL

MUERTE DEL PREMIO NOBEL

Portugal despide al escritor José Saramago

El avión militar portugués con los restos de José Saramago, acompañados por familiares y autoridades lusas, llegó al aeropuerto internacional de Lisboa procedente de la isla española de Lanzarote, donde falleció ayer el escritor.

Un cortejo fúnebre trasladó el féretro del Nobel hasta el Ayuntamiento de la capital, en cuyo Salón de Honor ha sido preparada la capilla ardiente donde permanecerá cerca de 24 horas para recibir el homenaje de amigos, intelectuales y personalidades portuguesas.

El cuerpo de Saramago será incinerado mañana domingo en una ceremonia civil en el cementerio lisboeta del Alto de San Juan y sus cenizas se repartirán después entre su pueblo natal, Azinhaga, en la zona central de Portugal, y su residencia de Tías, en Lanzarote.

TENÍA 87 AÑOS
Saramago falleció a los 87 años de edad en Lanzarote, donde vivía desde la reacción de algunos sectores en su país natal a la publicación de 'El Evangelio según Jesucristo'.

El Presidente del Cabildo de Lanzarote, Pedro San Ginés, ha asegurado que la isla "llora la pérdida" del Hijo Adoptivo de Lanzarote.

El cadáver del escritor, que permaneció en la capilla ardiente de Lanzarote desde las 17.00 de este viernes hasta las 10.00 horas de este sábado, vestía un traje oscuro y con gafas, en un ataúd abierto con cuatro velas a su alrededor, en la biblioteca que hace de capilla ardiente, presidida por un cuadro en el que se ve a Saramago con su mujer, Pilar del Río.

La familia del escritor portugués ha recibido las condolencias del presidente del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero; del de  Portugal, Aníbal Cavaco Silva, y de la presidenta de Argentina, Cristina Fernández Kirchner.

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.