COMBINABA EL VERDE CON ARSÉNICO

COMBINABA EL VERDE CON ARSÉNICO

Pigmentos mezclados con metales tóxicos, el secreto de 'la luz' de Sorolla

La obra de Joaquín Sorolla sigue asombrando a todo el mundo por su luminosidad 150 años después de su nacimiento. Se ha descubierto que el artista conseguía los efectos que deseaba con la mezcla de pigmentos y metales tóxicos que ahora están prohibidos como arsénico, mercurio o plomo.

Los rayos ultravioletas han detectado en un Sorolla auténtico un blanco intenso en una zona correspondiente a una dentadura. Tras el hallazgo se ha tomado una muestra para analizarla en un laboratorio. David Juanes, técnico de laboratorio de patrimonio explica el procedimiento: "La micromuestra se ha colocado en resina para que sea más fácilmente manipulable y se observa en el microscopio. Lo que se ve es que sobre la capa del lienzo, Sorolla aplica una capa de blanco que es blanco de plomo".

El resultado ha sido inesperado porque todas las obras estudiadas, como la de la Spanish Society de Nueva York, tienen esa capa blanca en la base. 'El baño del caballo' es un ejemplo de la famosa luz de Sorolla en el que utilizó pigmentos mezclados con metales, hoy en día prohíbidos como el blanco de plomo.

Carmen Pérez, doctora del Instituto de Conservación del Patrimonio aclara que el cuadro "es muy tóxico, el rojo está hecho con mercurio que también es tóxico y hay un verde que el utilizaba que lleva arsénico".

Además, a través de un microscopio electrónico se puede deducir en qué tienda compraba los colores. 150 años después de su nacimiento, se descubre su paleta de colores, el secreto de su luz que le ha hecho uno de los pintores más cotizados del mundo.

Los mas vistos

Venus Gillette

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.