VALENCIA CELEBRA SU FIESTA DEL FUEGO

VALENCIA CELEBRA SU FIESTA DEL FUEGO

La 'Cordà' de Paterna se salda con 24 heridos leves y un incendio

La localidad valenciana de Paterna ha celebrado su gran fiesta del fuego donde sus participantes soportan hasta 200 grados de temperatura.

La cordà de Paterna, el acto principal de las fiestas patronales de esta localidad, ha finalizado con 24 heridos leves y un incendio en una vivienda ubicada en la calle Mayor de la localidad, según han informado fuentes municipales.

El cielo de la localidad valenciana de Paterna se ha iluminado esta madrugada con cerca de 70.000 cohetes disparados por 190 "coeters" dentro de la tradicional "cordà", una celebración con más de cien años de antigüedad y que forma parte de las fiestas patronales en honor al Cristo de la Fe y San Vicente Ferrer.

Los heridos, que han sido atendidos todos en el centro de salud de Paterna y en el hospital de campaña que se había instalado junto al ayuntamiento, han sido diez espectadores, once tiradores y tres participantes en el pasacalle de cohetes de lujo.

Esta cifra de heridos es "la más baja" que se produce desde el año 2000, según han indicado las mismas fuentes. Los cohetes también han provocado un incendio en un "viejo corral" situado en la azotea de una vivienda de la calle Mayor que ha podido ser controlado por los bomberos sin que se hayan producido daños personales.

En esta edición, se ha extremado la prevención para hacer "la mejor Cordà y la más segura", según el concejal de Seguridad, Vicente Arenes, y adaptarse a las nuevas reglamentaciones en materia de seguridad.

De esta forma, se ha modificado la tradicional "encaixonà", consistente en la carga de los cajones que contienen los explosivos en el camión que debe trasladarlos a la calle Mayor para el espectáculo.

Los tiradores de cohetes deben cumplir con una serie de requisitos, como ser mayores de edad y no superar los 75 años, y además asumen bajo su responsabilidad los riesgos personales que puede comportar esta actividad, para la que se equipan con monos y guantes de cuero, y cascos metálicos con rejillas en la zona del rostro para evitar incidentes.

Las mallas metálicas sellan también los balcones y portales de las viviendas que rodean la zona donde se disparan los cohetes para evitar la entrada del fuego.

Durante la "cordà" ha habido un dispositivo de seguridad compuesto por 30 policías locales en el perímetro de la calle Mayor, 10 miembros de protección civil, un hospital de campaña junto al Ayuntamiento y ambulancias, y un servicio extraordinario en el centro de salud.

La tradición de tirar cohetes en Paterna data de mitad del siglo XIX, aunque la primera fiesta documentada es de 1898, fecha en la que aparece por primera vez en un periódico valenciano, y tiene su secreto, según el 'coeter major', Pepín Damián, en la "pasión, amor y fe" de los tiradores. 

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.