SEGÚN UN ESTUDIO

SEGÚN UN ESTUDIO

Los olores de los alimentos nos provocan sensaciones y sentimientos

La comida, además de degustarla con el paladar, se disfruta al olerla. Y los olores despiertan recuerdos. Eso dice, al menos, un estudio según el cual el aroma de un alimento nos puede recordar momentos inolvidables e incluso a nuestros seres queridos.

La nariz y el estómago tienen una relación directa y emotiva. Nada como un buen guiso en una cocina de leña. Son recuerdos del pasado que se pueden despertar oliendo. Un estudio sobre el olfato y la gastronomía, realizado por VIKS, analiza la importancia que los españoles otorgan al olor de los alimentos.

El 70 por ciento de los encuestados reconocen que el aroma de algún alimento les ha evocado a algún ser querido. Otros, en cambio, recuerdan directamente a sus parejas.

Entre los momentos más recordados a través de la nariz están las vacaciones de verano, la Navidad y la infancia. El olor puede afectar al estado de ánimo. Por eso, cada vez más, damos importancia a crear ambientes con aromas agradables generados, por ejemplo, por las velas.

Según los encuestados, la cocina típica que mejor aroma tiene es la del País Vasco seguida de la gallega, la andaluza y la valenciana. España tiene, para muchos, un olor particular.

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.