Una joya del Renacimiento

Una joya del Renacimiento

El Museo Metropolitano de Nueva York "revive una estatua" de Adán de hace más de 500 años

Todo empezó hace más de una década, cuando la obra de arte de Tullio Lombardo cayó al suelo y se hizo añicos. Muchos expertos creyeron que era totalmente irrecuperable. Una fatalidad, porque era una joya del Renacimiento. Pero varios años de trabajo intenso y de ciencia han obrado el milagro.

Es Adán. El primer hombre, y por tanto el símbolo de las proporciones perfectas. Así lo esculpió Tullio Lombardo hace más de 500 años y así lucía en el Museo Metropolitano de Nueva York hasta que la estatua cayó en el año 2002, y no precisamente ante Eva. Cedió el pedestal original y se rompió en 28 pedazos.

Y aquí comienza nuestra historia. Historia de verdad de 'Renacimiento'. Porque durante nada menos que 12 años los restauradores han ido minuciosa y escrupulosamente uniendo cada mínimo fragmento.

No querían perforar las piezas para usar tornillos metálicos. Casi casi como se hace con muchas fracturas humanas. Buscaron lo más sofisticado para devolver a Adán su perfección.

La fibra de vidrio. Poco a poco, con esmero, paciencia y ciencia en 3D obraron el milagro: restaurar lo que parecía irrecuperable. Y  Adán vuelve a erigirse en el Museo de Nueva york. Sí, han tardado 12 años, pero sólo Dios podía hacerlo en un día.

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.