DE LA FAMILIA TELERÍN A LA RUPERTA

DE LA FAMILIA TELERÍN A LA RUPERTA

Madrid exhibe las inolvidables campañas de los hermanos Moro

Son anuncios que nos devuelven el sabor a la infancia. Una exposición que abre sus puertas en Madrid recorre aquellas inolvidables campañas de los años que marcaron a una generación.

Lo mismo vendían un cacao, del África tropical, que enviaban a los pequeños a la cama -que hay que descansar, o nos divertían con una calabaza , se llamaba Ruperta. Todos ellos "nacieron" de los Estudios Moro.

Los hermanos Santiago y José Luis Moro han sido los responsables de adentramos en un mundo fantástico llamado publicidad. Ellos inventaron los anuncios en el cine, esos que separaban el nodo de la película; y después revolucionaron la publicidad en televisión.

De los míticos estudios Moro salieron en los años 50 y 60 esos anuncios de productos que cambiarían  radicalmente la vida de la clase media española.
Los anuncios salían de la cabeza de Santiago, el creativo, y de la mano de José Luis, el dibujante. Y casi siempre incluían una melodía y un eslogan absolutamente pegadizos.

Fueron los primeros en poner a una mujer anunciando "coñac  para hombres". La modelo era es Elena Valduque, la propia mujer de Santiago Moro. 
Hoy confesaba que uno de los anuncios favoritos de su marido, que les trajo problemas con la censura, era el de la gallina que hacía striptease para anunciar caldo de pollo.

Los mas vistos

Venus Gillette

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.