PARA ATRAER AL PP DE BARCELONA

PARA ATRAER AL PP DE BARCELONA

La Generalitat no piensa aplazar el cierre de La Monumental

El portavoz de la Generalitat, Francesc Homs, ha descartado hoy aplicar una moratoria a la prohibición de corridas de toros en Cataluña, solicitada por el PP y que los populares han vinculado a la negociación de los presupuestos de 2012.

Aunque el PP de Cataluña sitúa la creación de empleo como una de las prioridades básicas para avenirse a negociar los presupuestos de la Generalitat de 2012, su presidenta, Alícia Sánchez-Camacho, dio a entender que tendrá en cuenta también la posición del Govern respecto a los toros a la hora de posicionarse sobre las cuentas.

Tras la reunión del Gobierno catalán, Homs se ha mostrado tajante a la hora de afirmar que la prohibición de las corridas de toros, que fue aprobada en el Parlament la pasada legislatura y que entrará en vigor el 1 de enero de 2012, se mantendrá tal y como está prevista. "Esta ley, una vez aprobada, se tiene que aplicar.

El Govern no tiene ningún interés en reabrir este debate. En este momento tenemos muchas otras prioridades que no son ésta", ha remarcado Homs. El argumento utilizado por los populares es que, en un momento de crisis como el actual, la Generalitat no está para pagar "indemnizaciones millonarias" a los afectados por la prohibición de los toros, como la familia Balañá, propietaria de la plaza de toros La Monumental.

Homs ha rebatido estas reflexiones insistiendo en que no son ciertas "las cifras millonarias" de indemnización que se están barajando por parte de los posibles afectados.

"A buen seguro que no tendrá estos costes la aplicación de la ley. Si el problema es económico, no hay problema", ha dicho Homs, que ha preguntado al PP por qué plantea ahora esta condición "imposible" cuando no dijo nada en la negociación de los presupuestos de 2011.

Homs ha vuelto a dar por hecho que el Govern esperará a que pasen las elecciones del 20 de noviembre antes de iniciar la negociación presupuestaria, para "preservarla del pim-pam-pum electoral".

"Debería ser una prioridad de todos no convertir los presupuestos de la Generalitat en un arma arrojadiza de unos contra otros, porque saldría perjudicada la propia institución", ha advertido el portavoz ante las críticas de la oposición por retrasar la presentación de las cuentas del próximo año.

Este aplazamiento del debate presupuestario, según Homs, no encubre una voluntad de esconder nuevos recortes que puedan dañar las expectativas electorales de CiU, porque el Govern ya reconoce de entrada que "serán unos presupuestos severos, como los de este año".

"Ya sabemos que estamos de recortes y que los presupuestos del año que viene continuarán en el marco en el que estamos", ha añadido. Homs ha asegurado que el Gobierno catalán no tiene preferencias sobre los tres socios posibles para llevar adelante las cuentas -PSC, PP y ERC-, a los que ya ha advertido de que habrá escaso margen de negociación.

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.