SE HAN REPARTIDO MÁS DE 6.000 RACIONES

SE HAN REPARTIDO MÁS DE 6.000 RACIONES

Córdoba entra en el Guinness con un flamenquín de 110 metros

La Asociación Provincial de Carniceros de Córdoba ha revalidado su puesto con el flamenquín más largo del mundo en el Libro Guinness, de 110,75 metros. Más de 100 kilos de cinta de lomo, 30 kilos de jamón, 35 litros de huevo y 40 kilos de pan rallado han sido los ingredientes del flamenquín, que ha tenido que ser troceado para poder freírlo por partes.

Córdoba revalida su Guinness con un flamenquín de 110 metros
Córdoba revalida su Guinness con un flamenquín de 110 metros | EFE

Más de 100 kilos de cinta de lomo, 30 kilos de jamón, 35 litros de huevo y 40 kilos de pan rallado han sido los ingredientes del 'flamen-King' de 110 metros que han elaborado carniceros cordobeses para revalidar su récord Guinness y con el que se han repartido más de 6.000 raciones.

La Asociación Provincial de Carniceros de Córdoba (Carnicor) ha revalidado su puesto con el flamenquín más largo del mundo en el Libro Guinness, donde ya registraron el año pasado su hito con un rollo de carne de 51 metros, con otra pieza de lomo empanado relleno de jamón que se ha estirado ante la atenta mirada de la figura ecuestre del Gran Capitán, en la céntrica plaza de las Tendillas.

Los artífices de tal hazaña han sido el presidente de Carnicor, Alfonso Alcaide, y su esposa, Marina Molero, carniceros de la empresa local Carnicerías Alcaide, quienes han intentado superar la plusmarca del año pasado con esta original iniciativa bautizada como el 'flamen-king': el rey del plato cordobés más apreciado por los turistas, junto al salmorejo, y cuya longitud este año tiene una especial simbología.

"Hemos querido hacer un flamenquín con la misma distancia que hay entre las porterías del estadio del Córdoba C.F.", confiesa Alcaide mientras no deja de amasar los más mil filetes de lomo que componen el rollo de carne. Además, Alcaide ha asegurado que los flamenquines que se venden en las carnicerías cordobesas están hechos con la receta tradicional del rollo cordobés: lomo, jamón ibérico, todo ello empanado y a la sartén.

Desde las 11 de la mañana el matrimonio de carniceros ha estirado con esmero las mil cintas de lomo para rellenarlas de jamón serrano picado y rebozarlas con dos enormes bandejas con huevo y pan rallado, prensándolo todo con mucho cuidado para que no se desbroce al echarlo al fuego.

La pregunta más recurrente de las miles de personas que se han acercado a degustarlo ha sido: "¿necesitarán una grúa y un 'perol' enorme para freírlo?" Aunque tradicionalmente el flamenquín se echa entero a la sartén, en este caso, el rollo de carne se ha troceado y lo han ido friendo por partes.

Mientras tanto, las raciones, previstas para más de 6.000 comensales, eran degustadas por miles de turistas y cordobeses que no se han querido perder una tradicional receta, de origen debatido pero, sin duda, marca de identidad de la gastronomía de la tierra.

El delegado de Turismo del Ayuntamiento de Córdoba, Rafael Navas, ha valorado la iniciativa, tanto porque está promovida por los propios empresarios cárnicos de la provincia como porque supone un aliciente más para el turismo gastronómico, además de los beneficios económicos.

En el marco de la semana gastronómica del 'Flamen-King', más de un centenar de establecimientos de la capital ofrecerán hasta el día 26 de abril tapas a base de flamenquín con las que se desarrollará un concurso al mejor rollo de carne.

El veredicto que ha avalado que el flamenquín medía, al menos, la distancia entre las porterías del estadio de fútbol de la ciudad ha llegado pasadas las 15.00 de la tarde, cuando el notario Pedro Velamazán ha dado fe de que Córdoba ha revalidado récord Guinness con un flamenquín de 110,75 metros de longitud.

Los mas vistos

Venus Gillette

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.