GIRONA | RECONSTRUÍDO EN UNA FINCA PRIVADA

GIRONA | RECONSTRUÍDO EN UNA FINCA PRIVADA

El claustro de Palamós procede de la antigua catedral de Salamanca

El claustro que fue encontrado el pasado año en la finca de Mas del Vent de Palamós (Girona) procede de la antigua catedral de Salamanca. Los doctores Màrius Vendrell y Gerardo Boto han dado a conocer que el claustro procede de la antigua catedral de Salamanca. Los análisis confirman que las galerías están elaboradas con piedra de Villamayor, ampliamente utilizada en la capital salmantina.

Dos equipos de investigación de las universidades de Girona (UdG) y Barcelona (UB) liderados por los doctoresMàrius Vendrell y Gerardo Boto han constatado que el claustro de Palamós (Girona), reconstruido en una finca privada y cuya existencia se dio a conocer el pasado año, pertenece al de la catedral antigua de Salamanca.

La hipótesis de la procedencia del claustro de Palamós ha sido dada a conocer por el doctor en Cristalografía y Mineralogía Màrius Vendrell, uno de los directores de un estudio realizado por expertos de las dos universidades catalanas, y por el historiador Gerardo Boto.

"No se trata de un claustro románico, sino de la recreación historicista de estilo románico propia del interés que despertaba este estilo arquitectónico durante los siglos XIX y XX", decía el informe dado a conocer por el conseller de Cultura, Ferran Mascarell. Pese a todo, Mascarell precisó en el mismo acto que "hay un cierto número de piezas artísticas y elementos propiamente románicos", que hacen necesaria una mayor investigación.

Ahora, Màrius Vendrell y Gerardo Boto, protagonista del hallazgo y defensor del origen románico del claustro, firman un estudio según el cual este corresponde al de la antigua catedral de Salamanca, desmontado en 1783 sin que se instalase otro nuevo, ya que dos años más tarde se optó por construir en su lugar el actual, de estilo neoclásico. Según estos expertos, los análisis confirman que las galerías están elaboradas con piedra de Villamayor, ampliamente utilizada en la capital salmantina. La medida de la anchura de los pasadizos del claustro de la antigua catedral de Salamanca, que se desmontó al verse afectado por el terremoto de 1755, encajan con la de los de Palamós.

El análisis estilístico y los sistemas constructivos llevan también a estos expertos a evidenciar la procedencia del monumento. La Generalitat inició el pasado octubre los trámites para declarar la pieza Bien Cultural de Interés Nacional en la categoría de monumento histórico, a pesar de que inicialmente se había considerado una recreación. La nueva consideración de este conjunto arquitectónico comportará la prohibición de parcelación, edificación o derribo en la zona afectada, aunque la Generalitat podrá autorizar la realización de obras que no perjudiquen los valores culturales del monumento. Asimismo ha encargado un nuevo estudio para confirmar esta hipótesis.

El claustro, que anteriormente estuvo ubicado en el barrio madrileño de Ciudad Lineal, donde permaneció instalado de 1931 hasta 1959, fue trasladado entonces y reconstruido pieza a pieza en Palamós en 1959. El conjunto presenta una planta completamente cuadrada de poco más de veinte metros de lado y de una extrema regularidad.

De sus cuatro pórticos originales, sólo dos están completamente alzados, los de los costados norte y este, mientras que los otros dos sólo cuentan con el podio que apenas sobresale del suelo. Por lo que se refiere a las partes esculpidas, éstas se dividen entre capiteles que combinan en su temática los repertorios de carácter vegetal con los de bestiario, junto a alguna excepcional pieza historiada con figuración humana y sencillos elementos de ornamentación arquitectónica.

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.