DIVERSIÓN ASEGURADA

Carreras con tacones, pelucas y estilismos imposibles: bienvenidos al Orgullo Gay

Todo está permitido. Los participantes de la tradicional carrera de tacones del Orgullo Gay recorren las calles del barrio de Chueca ataviados con estilismos imposibles, maquillajes estrafalarios y... tacones de vértigo. Tan sólo corren unos metros pero lo de menos es la marca, la diversión está asegurada.

  • Carrera de tacones en el Orgullo Gay
  • La maratón se completó con pelucas y estilismos de altos vuelos
  • Orgullo Gay, maratón
  • carrera-tacones-orgullo-gay
Video: antena3.com

antena3.com/ agencias  |  Madrid  | Actualizado el 29/06/2012 a las 09:38 horas

Con la peluca verde ladeada, el vestido descompuesto y los zapatos color berenjena ya sin resto de tacones ha llegado a la meta "Alien", el ganador de la decimoctava edición de La Carrera de Tacones, uno de los símbolos de las fiestas del Orgullo Gay de Madrid.

La cita, a última hora de la tarde en las calles de Chueca, el barrio gay por excelencia de la capital, ha contado hoy con una menor participación con respecto a otros años, siendo en total doce los aspirantes a coronarse como mejor atleta sobre ocho centímetros. 
"Alien", de 29 años y novato en la competición gay, demostró que no tenía rival en la carrera, dejando muy atrás al resto de participantes, que se han esforzado por no quedarse rezagados y mantener la totalidad de sus complementos hasta completar el recorrido, que se ha desarrollado sin incidentes.

"He tenido que correr un poco duro, pero ha sido genial" ha valorado casi sin resuello en la línea de meta "Alien", que no ha querido revelar su nombre y ha dicho que no sabe lo que hará con el dinero, 400 euros, y los tres vales para tatuajes, ropa y zapatos. Para llegar a ese momento "Alien" ha recorrido un total de 3 kilómetros por las calles de Chueca, en una primera carrera de clasificación que también ha ganado, y posteriormente la final.

Todos ellos han competido en la semifinal sólo con los zapatos de tacón y con atuendo "normal", un requisito al que en la última prueba se ha añadido la obligatoria presencia de una peluca, un vestido y un bolso portador de ladrillos. El gran seguimiento popular de la carrera ha quedado patente desde al menos media hora antes de su inicio, cuando ya el público abarrotaba las aceras aledañas pese al intenso calor.

La espera ha sido amenizada por varias "drag queen" que han despejado y mantenido en contacto los distintos tramos de la carrera, para que los participantes no tropezaran con el público. En la calle Pelayo, escenario de los últimos metros de la competición, varias barras de bar han sido dispuestas para que los asistentes se refrescaran, al tiempo que se ha ofrecido información sobre el uso del preservativo, esencial para la prevención de enfermedades de transmisión sexual.

 

Compartir en: