El Bulli, historia de una leyenda

El Bulli, historia de una leyenda

El Bulli, historia de una leyenda

Abrió sus puertas en 1962 como chiringuito. La ilusión de sus dueños, Hans y Marketta Schilling, fue convertirlo en restaurante y bautizarlo como el Bully, en honor a los perros bulldog del matrimonio.
Abrió sus puertas en 1962 como chiringuito. La ilusión de sus dueños, Hans y Marketta Schilling, fue convertirlo en restaurante y bautizarlo como el Bully, en honor a los perros bulldog del matrimonio.

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.