NOVELA SOBRE SER SOLTERA A LOS 30

NOVELA SOBRE SER SOLTERA A LOS 30

Bárbara Alpuente se ríe de lo convencional en 'El amor se me hace bola'

La autora Bárbara Alpuente encuentra en tener 30 años y estar soltera y sin compromiso el universo perfecto para escribir su nueva novela 'El amor se me hace bola'. Un relato que habla de los convencionalismos del terreno amoroso y de la parte cómica de romperlos.

La guinosta y escritora Bárbara Alpuente se rie de los convencionalismos sobre encontrar pareja en el libro 'El amor se me hace bola'. Alpuente habla de las mujeres que no siguen los patrones vitales marcados por madres y abuelas y permanecen sin encontrar al hombre de su vida más allá de los treinta. ¿Son fracasadas o son pioneras de un nuevo modelo de feminidad? se pregunta la autora.

La también columnista Bárbara Alpuente ofrece una historia a caballo entre la ficción y el retrato generacional que describe cómo es ser mujer en el siglo XXI. Sobre las mujeres que han ido a la peluquería para reforzar su autoestima y han salido hundidas en la miseria, para las que viven solas pero en la carnicería piden 400 gramos de jamón york porque la cifra sonaba más razonable o dedicado a todas aquellas que creen que morirán solas víctimas de un trozo de fuet atrapado en la garganta.

El libro muestra nuevos modos de ligar como el que se establece a través de las redes sociales. La autora describe los perfiles que se encuentra en su periplo por las redes de la seducción.

Portada del libro de Bárbara Alpuente.

"Hay un perfil que me hace desconfiar. El de ése que tiene sólo fotos hechas por sí mismo. Suele coincidir con el que tiene como foto de perfil una de torso desnudo frente al espejo con un flashazo: yo en la playa conmigo mismo. Yo en el coche. Yo en mi casa. Yo en una terraza del centro SOLO. Yo en el parking (sí, sí esto es real). Yo fumando. Yo bebiendo. Que sólo falta una de "yo hablando solo". Si no tienes amigos que te hagan fotos, lo siento, no me queda más remedio que desconfiar. Y vas viendo como el tiempo corre y la esperanza se diluye entre candidatos que se hacen llamar 'Apasionado36', 'Muylatino' o 'Canalla31'. Sólo puedo entender que te pongas estos nombres si lo haces bajo algún tipo de amenaza ( de ser este el caso, disculpad mi insensibilidad.Os envío mucho ánimo desde aquí).

Os aseguro que me rechazaron más en un mes que en toda mi vida adulta. Pero lo llevo bien (sólo deseo que se cojan todos ellos de la mano y sean atropellados juntitos por un camión de mercancías peligrosas).Chateas, 'conectas', y de repente Canala31 desaparece para siempre. Porque yo puedo ser maja pero es que además la siguiente tiene las tetas más grandes, o es más lista o más graciosa ( o es una ingeniera nuclear superchistosa con una talla cien). Es peligroso creer que de verdad estás conociendo a alguien por el hecho de pasar la tarde chateando. Esto es engañoso, aunque saberlo no te evita el trago de la decepción por escrito:

-Hola preciosa. ¿Cómo te llamas?
-Angustias
-Bonito nombre.-Nueve de cada diez hombres dicen esto.
-Gracias.-Nueve de cada diez mujeres contestan esto otro.
- He visto que te gustan los Beatles...A mí también, ¿sabes?-Que es como decir: "He visto que te gusta beber agua cuando tienes sed. ¡A mi también!"-.La verdad es que pareces distinta a las demás.-La verdad es que pareces distinta a las otras cien a las que les he dicho que parecen distintas a las demás.

-Hola, ¿tomamos algo?
-Un poco pronto, ¿
no?
-No sé, haber si nos gustamos."

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.