CON UNA MISA A LA QUE ASISTIERON 6.000 PERSONAS

CON UNA MISA A LA QUE ASISTIERON 6.000 PERSONAS

Ávila da inicio al Año Jubilar Teresiano con la esperanza de una visita del Papa Francisco

"Confiamos en que vendrá. Lo acogemos con el corazón y los brazos abiertos", ha dicho Ricardo Blázquez, presidente de la Conferencia Episcopal Española, durante la eucaristía con la que se ha por inaugurado el V Centenario del nacimiento de Santa Teresa. De momento, el Papa ha estado presente a través de una carta con la que ensalzaba las virtudes de la santa.

El V Centenario del nacimiento de Santa Teresa ha arrancado con la participación de unas 6.000 personas en la eucaristía que ha oficiado el presidente de la Conferencia Episcopal Española (CEE), Ricardo Blázquez, quien se ha referido al Papa y ha asegurado su acogida "con los brazos abiertos". "Acogemos al Papa con el corazón y los brazos abiertos", ha dicho durante la homilía Blázquez, también arzobispo de Valladolid, unas palabras recibidas con una gran ovación de los fieles congregados en una multitudinaria celebración religiosa en la que estaba el ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz.

En presencia de las imágenes de Santa Teresa y la Virgen de la Caridad, Blázquez ha hecho referencia a la santa andariega como "experta en traer papas desde Roma a Ávila y a Alba de Tormes". Ante las expectativas de que el pontífice pueda visitar la capital abulense y el lugar en el que murió Santa Teresa, el presidente de la CEE ha recordado cómo en 1982 el papa Juan Pablo II acudió para conmemorar el IV Centenario de la muerte de la primera doctora de la Iglesia.

"Confiamos en que vendrá el Papa Francisco para el V Centenario de su nacimiento. Lo acogemos con el corazón y los brazos abiertos", ha añadido el abulense Ricardo Blázquez, cuyas palabras han sido interrumpidas por los aplausos de las miles de personas que llenaban desde al menos una hora antes este recinto.

Ha sido el propio Papa Francisco, a través de una carta, el que ha animado a todos los españoles a conocer la historia de Santa Teresa y a conservar y enriquecer su "preciosa" herencia, que el pontífice ha resumido en cuatro caminos: el de la alegría, la oración, la fraternidad y el del propio tiempo. En la misiva, enviada con motivo del V Centenario del nacimiento de Santa Teresa y leída durante la misa por el obispo de Ávila, Jesús García Burillo, ha recordado que el 28 de marzo de 1515 nació en Ávila Santa Teresa de Jesús, que hizo la imagen del camino su lección de vida y obra.

La alegría de la santa andariega "es un camino que hay que andar toda la vida y que no se alcanza por el atajo fácil que evita la renuncia, el sufrimiento o la cruz, sino que se encuentra padeciendo trabajos y dolores", ha subrayado el papa en el texto dado a conocer en el recinto que ha acogido la celebración, la Plaza de Santa Teresa o del Mercado Grande.

Es "un día muy importante", no sólo para Ávila, sino también para España, ya que Santa Teresa es una figura que "trasciende las fronteras" desde el punto de vista religioso como "cumbre de la mística", ha dicho el ministro del Interior a los periodistas al destacar también la magnitud de la santa.

La jornada supone el arranque oficial de los actos del V Centenario del nacimiento de la autora de 'Las moradas del castillo interior', que supondrá la efeméride "más importante de España en 2015", ha explicado la consejera de Cultura y Turismo de Castilla y León, Alicia García. Fernández Díaz y García han participado entre los numerosos invitados en una ceremonia caracterizada por la emoción de muchos de los asistentes, entre ellos numerosos representantes de los carmelitas descalzos del mundo.

Todos ellos han escuchado con atención las palabras de Ricardo Blázquez, quien además de referirse a la posible visita del pontífice ante una quincena de cardenales, arzobispos y obispos, se ha referido a Santa Teresa como "una mujer excepcional" y de "humanidad arrolladora". "Su recuerdo está vivo entre nosotros", ha sostenido, antes de afirmar que sus escritos son "un libro vivo" y de rememorar la reforma iniciada en el convento de San José, a escasos metros del lugar en el que ha tenido lugar la misa.

Tras apuntar que la Santa "dio una respuesta de largo alcance a los desafíos de su tiempo", el presidente de la CEE se ha preguntado por los "desafíos" de hoy en día, indicando que "el nombre de Dios es silenciado, unas veces rechazado y otras cortésmente preterido". "Sobre la familia se han desencadenado en pocos decenios fuertes vientos contrarios", ha argumentado Ricardo Blázquez, para después apuntar cómo "la paz peligra en varios rincones del mundo por la violencia y la guerra, incluso apelando a Dios".

La ceremonia religiosa se ha desarrollado con una buena temperatura, pese al temor a la lluvia, igual que la multitudinaria procesión que ha seguido a la misa por unas abarrotadas calles de la ciudad en las que la imagen de Santa Teresa ha recibido los aplausos y vítores de miles de abulenses y visitantes.

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.