LA ENCONTRÓ UN TRANSEÚNTE

LA ENCONTRÓ UN TRANSEÚNTE

Aparece una estatua romana de 1.700 años en una playa de Israel

No es la primera vez que la casualidad está detrás de un sorprendente descubrimiento. Una antigua estatua romana ha aparecido en la playa, tras el derrumbe de un acantilado en Ashkelon (Israel).

Las tormentas de los últimos días provocaron en la ciudad israelí de Ashkelon el derrumbe de un acantilado al lado de una playa. La sorpresa fue comprobar que, tras ese derrumbe, apareció enterrada en la arena una estatua romana que un transeúnte vió por casualidad.

La estatua, de mármol blanco y con una antigüedad de 1.700 años, representa una figura humana con una toga y conserva su belleza a pesar del deterioro y de la falta de algún miembro del cuerpo.

Con ayuda de una grúa, la estatua ha sido rescatada y trasladada al organismo israelí encargado de las antigüedades para que se estudie su origen y procedencia.

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.