GIRA ‘LA MÚSICA NO SE TOCA’ | 14.000 PERSONAS LLENARON EL PALACIO DE LOS DEPORTES

GIRA ‘LA MÚSICA NO SE TOCA’ | 14.000 PERSONAS LLENARON EL PALACIO DE LOS DEPORTES

Alejandro Sanz suena a rock en Madrid y se olvida de '¿Lo ves?'

Diez músicos y más guitarras que nunca dan un inesperado -pero bien recibido- toque roquero a la gira que durante dos noches lleva a Alejandro Sanz a Madrid. El piano tiene su momento protagonista, pero se olvida del esperado tema '¿Lo ves?' por primera vez en 17 años.

Alejandro Sanz en el Palacio de los Deportes
Alejandro Sanz en el Palacio de los Deportes | EFE

Supo a poco la primera noche de Alejandro Sanz en Madrid con motivo de su gira más roquera, 'La música no se toca'. Apenas dos horas de concierto, con mayoría de canciones de los últimos discos, para 14.000 personas mucho más entregadas que el artista.

Se echaron en falta más temas de los viejos, de los que despiertan un chillido histérico grupal en el primer acorde, de los que el público se sabe hasta los coros, de los culpables de que esta noche el Palacio de los Deportes estuviera abarrotado. Y sobre todo se echó de menos '¿Lo ves?', un tema que no había faltado al piano desde la gira de su tercer álbum, y de esto hace ya 17 años.

De esa época sonaron cuatro -y no es una manera de hablar-: 'Mi soledad y yo' ("una canción que compuse hace cuatro días y estreno esta noche", bromeó Sanz), 'Corazón partío', '¿Y si fuera ella?' y 'Amiga mía', estos dos últimos en un bis mucho más breve de lo que nos tiene acostumbrados.

Un concierto sin invitados especiales y sin grandes concesiones (Alejandro ni siquiera se atrevió a bailar), pero con el escenario más lleno que nunca. Un total de diez músicos, con especial protagonismo de la cuerda, para dar a esta gira el toque roquero que tanto agrada al artista.

Sorprendió a la mayoría la elevada presencia de mujeres, no sólo en los coros, sino también a la guitarra, el bajo, y el viento y parte de la percusión. Sobre sus cabezas, decenas de estalactitas de luz parecían cambiar de forma y tamaño, adecuándose al contexto de cada canción. En uno de los momentos más íntimos de la noche, simularon convertirse en estrellas para acompañar al artista y a su inseparable Alfonso Pérez al piano.

Junto al resto de voces de la banda, recordaron varios temas de su quinto álbum, 'El alma al aire', ante un público visiblemente emocionado. Pero fueron pocos más los momentos para el 'kleenex'. El concierto duró dos horas justas pese a la insistencia de sus fans: "¡Tú hoy no te vas, tú hoy no te vas…!".

Y sí, se fue, aunque volverá al mismo recinto en tan sólo unas horas para la segunda noche de concierto prevista en Madrid.

Los mas vistos

Venus Gillette

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.