TE LO CUENTA ROBERTO BRASERO

TE LO CUENTA ROBERTO BRASERO

¿Por qué no se disipa la contaminación?

El anticiclón y la inversión térmica forman una tapadera que evita que el humo de la contaminación pueda escaparse y liberar el cielo de nuestras ciudades, pero podría producirse un cambio que mejore la situación. El anticiclón empuja el aire hacia abajo, pero el suelo, que en invierno está muy frio, hace que ese aire se extienda horizontalmente y se enfrié. Al pesar más y no poder elevarse, forma una tapadera natural, una trampa sin salida para la contaminación producida por coches y calefacciones.

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.