RED SÍSMICA DEL INSTITUTO GEOGRÁFICO NACIONAL

RED SÍSMICA DEL INSTITUTO GEOGRÁFICO NACIONAL

Un nuevo sistema de alertas español detectará un tsunami en menos de cinco minutos

"En menos de cinco minutos, seremos capaces de enviar la alarma a Protección Civil e informar de la trayectoria, altura y velocidad de la ola y su tiempo de llegada a la costa", aseguran en la Red Sísmica Nacional del IGN. Las costas españolas han sufrido catorce tsunamis en su historia; el riesgo de maremoto, aunque significativo, no es comparable con el de otras zonas del mundo.

Un detector de seísmos
Un detector de seísmos | EFE

Las costas españolas han sufrido catorce tsunamis en su historia, un riesgo que afecta al Mediterráneo y Atlántico y que un nuevo sistema de alerta detectará en menos de cinco minutos, según afirma en una entrevista el jefe de la Red Sísmica del Instituto Geográfico Nacional (IGN), Emilio Carreño. 

El próximo día 26 se cumplen diez años del maremoto que acabó con la vida de más de 225.000 personas en el sudeste asiático y veinte años desde que España pensó por primera vez en el desarrollo de un sistema de alerta temprana de tsunamis. 

El riesgo ante maremoto, aunque significativo, no es comparable con el de otras zonas del mundo, debido a la baja probabilidad de ocurrencia de los fenómenos que los generan en mares próximos. 

No obstante, recuerda Carreño, el seísmo de Lisboa de 1755, que tuvo su epicentro en el suroeste del cabo de San Vicente, produjo un maremoto con olas de hasta 15 metros que asoló las costas españolas, portuguesas y marroquíes, dejando tras de sí unos 1.200 muertos en España y grandes pérdidas económicas. 

Las olas, señala, penetraron hasta Sevilla y se encontraron barcos pesqueros embarrancados en la provincia. 

De ocurrir hoy, el impacto sería aún más devastador, porque las costas son más vulnerables por la elevadísima ocupación humana, añade el jefe de la Red Sísmica Nacional del IGN, instituto encargado de gestionar el sistema de alerta. 

El centro ha cartografiado una amplia zona del Atlántico y del Mediterráneo y ha determinado que a partir de una magnitud mínima -6,5 grados en el primer caso y 5,5 en el segundo, con capacidad de generar tsunamis- se activa el sistema. 

Comprobación del funcionamiento
Los ensayos pilotos realizados hasta la fecha con ayuda de las simulaciones informáticas han dado excelentes resultados, afirma. 

Para comprobar su funcionamiento, los físicos del IGN han recopilado los tsunamis acaecidos en el país y verificado si, con los datos introducidos, se activaba la alarma. 

Desde 1706 y hasta el año 2003, el catálogo nacional de tsunamis contabiliza catorce tsunamis. 

Con el nuevo sistema de alerta, "en menos de cinco minutos, seremos capaces de enviar la alarma a Protección Civil e informar de la trayectoria, altura y velocidad de la ola y su tiempo de llegada a la costa". 

Último maremoto ocurrido en 2003
En 2003 se produjo el último maremoto en el país, que afectó a la isla de Mallorca. Dañó fundamentalmente puertos deportivos y provocó algunas inundaciones en viviendas y comercios. 

En ocasiones, explica el jefe de la Red Sísmica son tan pequeños que se confunden con un fenómeno meteorológico adverso. 

Además de la base de datos que da cobertura al sistema de alerta del IGN, el Laboratorio Europeo de Gestión de Crisis del Centro Común de Investigación en Ispra (Italia) proporciona información adicional "más precisa, pero más lenta -tarda entre 20 y 30 minutos-". 

Mayor probabilidad en el Mediterráneo
Existe una mayor probabilidad de que un tsunami se produzca en el Mediterráneo, pero su gravedad sería mayor en el Atlántico. 

Se debe a que los terremotos que afectan al litoral mediterráneo se generan en la zona de Argelia, donde las fallas son más pequeñas que en las del Banco de Gorringe, a unos 300 kilómetros al suroeste del Cabo de San Vicente (Portugal).

En breve, el Instituto Geográfico suscribirá un convenio con Puertos del Estado, que tiene repartidos mareógrafos por todo el litoral, capaces de detectar y transmitir la información del tsunami casi en tiempo real. 

En 1994 se suscribió el primer convenio entre el Ministerio del Interior, el ya extinto de Obras Públicas y Medio Ambiente y el Real Observatorio de la Armada de Cádiz para estudiar el riesgo de esta catástrofe natural. 

Desde entonces se han sucedido los esfuerzos para desarrollar un sistema de alerta, que sigue en permanente perfeccionamiento con ayuda de centros como el Instituto Oceanográfico, Puertos del Estado y las universidades de Cantabria y Málaga, referentes en la materia.

El tsunami -una palabra japonesa compuesta por "tsu" (puerto) y nami" (ola)- puede estar causado por deslizamientos de tierra subterráneos o erupciones volcánicas. Pueden ocurrir mañana o dentro de 100 años, es cuestión de tiempo.

Los mas vistos

Venus Gillette

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.