ESPECULACIÓN DESDE LAS MISIONES APOLO

ESPECULACIÓN DESDE LAS MISIONES APOLO

La NASA confirma que la atmósfera lunar contiene neón

La delgada atmósfera de la Luna contiene neón, un gas de uso común en los rótulos eléctricos en la Tierra debido a su intenso resplandor. Aunque los científicos han especulado sobre la presencia de neón en la atmósfera lunar durante décadas, la sonda LADEE (Lunar Atmosphere and Dust Environment Explorer) de la NASA ha confirmado su existencia por primera vez.

Luna
Luna | Wikimedia Commons

"La presencia de neón en la exosfera de la Luna ha sido un tema de especulación desde las misiones Apolo, pero no se realizaron detecciones creíbles", dijo Mehdi Benna, del Centro de Vuelo Espacial Goddard de la NASA en Greenbelt, y autor principal de un artículo publicado en Geophysical Research Letters.

No hay suficiente neón para hacer visible el resplandor porque la atmósfera de la luna es muy tenue, a unos 100 billones de veces menos densa que la atmósfera de la Tierra a nivel del mar. Una atmósfera densa como la de la Tierra es relativamente poco frecuente en nuestro sistema solar, ya que un objeto tiene que ser lo suficientemente masivo para tener suficiente gravedad y aferrarse a él, informa la NASA.

El comportamiento de una atmósfera densa es impulsado por las colisiones entre sus átomos y moléculas. Sin embargo, la atmósfera de la luna se conoce técnicamente como exosfera porque es muy delgada, y sus átomos rara vez colisionan. "Es muy importante aprender acerca de la exosfera lunar antes de que la exploración humana sostenida la altere sustancialmente", dijo Benna. Como la atmósfera de la luna es tan delgada, los escapes de cohete y la desgasificación de las naves espaciales podría cambiar fácilmente su composición.

La mayor parte de la exosfera de la Luna proviene del viento solar. La mayor parte del viento solar es hidrógeno y helio, pero contiene muchos otros elementos en pequeñas cantidades, incluyendo neón. Todos estos elementos afectan a la luna, pero sólo helio, neón y argón son lo suficientemente volátiles para ser devueltos al espacio. El resto de los elementos se adherirá indefinidamente a la superficie de la luna.

LADEE confirma que la exosfera de la Luna se compone principalmente de helio, argón y neón. Su abundancia relativa depende de la hora del día en la luna --picos de argón al amanecer, con más neón a las 4 am y helio a la 1 am--. El instrumento NMS (Neutral Mass Spectrometer) de la nave realizó mediciones sistemáticas de estos gases durante siete meses, lo que permitió al equipo comprender cómo estos gases se suministran a la exosfera, y la forma en que se pierden en última instancia.

Si bien la mayor parte de la exosfera lunar proviene del viento solar, NMS mostró que un poco de gas proviene de las rocas lunares. El argón-40 resulta de la descomposición de origen natural del potasio-40 radiactivo, que se encuentra en las rocas de todos los planetas terrestres como una reminiscencia de su formación.

"También nos sorprendió encontrar que el argón-40 crea una protuberancia local por encima de una parte inusual de la superficie de la luna, la región que contiene Mare Imbrium y Oceanus Procellarum", dijo Benna. Aunque la razón de esta aún no se entiende, "uno no podía dejar de notar que esta región pasa a ser el lugar donde el potasio 49 es más abundante en la superficie. Así que puede haber una conexión entre el argón atmosférico, y las fuentes de potasio superficiales y profundas del interior", dijo Benna.

Lanzada en septiembre de 2013, LADEE cumplió con creces su misión científica, pero carecía de combustible para mantener una órbita lunar a largo plazo o continuar las operaciones científicas y fue enviada intencionalmente contra la superficie lunar, impactando la luna el 17 de abril de 2014.

Los mas vistos

Venus Gillette

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.