FLORES EN LA ESTACIÓN ESPACIAL INTERNACIONAL

FLORES EN LA ESTACIÓN ESPACIAL INTERNACIONAL

La ISS cultiva su primera planta con el objetivo de conseguir sus propios alimentos

La Estación Espacial Internacional tiene un nuevo huésped: una planta. Es la primera que crece entre las paredes de la nave y los astronautas tiene que cuidar de ella como jardineros espaciales. El objetivo es conseguir cultivar sus propios alimentos para misiones de larga duración como sería un viaje a Marte.

"Sí, hay otras formas de vida en el espacio", escribía el astronauta Scott Kelly, encargado de vigilar los cultivos de la estación espacial, y de hecho, el florecimiento de una zinnia anaranjada es un hito en la investigación más allá de nuestra atmósfera.

La floración ha tardado unos 65 días y ha habido que ajustar en varias ocasiones los ciclos de riego. 'Veggie', el sistema de cultivo, fue instalado hace más de un año, tiempo en el que se ha visto cómo varias plantas morían por moho y estrés hídrico.

Parecía entonces que el experimento estaba arruinado, pero el fallo se convirtió en oportunidad. Los científicos en la Tierra entendieron cómo crecen las plantas en microgravedad y ahora existe una flor que abre las puertas al cultivo de una planta de tomate.

"Tenemos varias plantas que crecen bastante bien. Las cultivamos en la estación espacial y todos están comprometidos con sus labores de jardinería", asegura Gioia Massa, responsable de proyectos científicos en la estación espacial.

Los astronautas practican el 'space gardening', algo que deberán trabajar en las futuras misiones al espacio profundo: jardinería autónoma. De momento, se ha logrado cultivar una especie de lechuga romana roja de la que se alimentan los astronautas.

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.