NI A CORTO NI A LARGO PLAZO

NI A CORTO NI A LARGO PLAZO

Un experto señala que no "hay riesgo" de que las máquinas puedan rebelarse contra los humanos en un futuro

El académico de la Real Academia de Ingeniería, Aníbal Figueiras Vidal, asegura que "no hay riesgo de que las máquinas puedan rebelarse contra los humanos para hacerse con el control" y defiende que es bueno que el cerebro humano "se apoye cada vez más en las máquinas inteligentes".

Imagen de archivo de un robot
Imagen de archivo de un robot | Atresmedia

El académico de la Real Academia de Ingeniería (RAI), Aníbal Figueiras Vidal, experto de alta cualificación en Inteligencia Computacional, ha señalado que "no hay riesgo, ni en un futuro próximo, ni a largo plazo, de que las máquinas puedan rebelarse contra los humanos para hacerse con el control", como "de vez en cuando gustan de imaginar los escritores de ciencia-ficción y los guionistas de Hollywood".

De hecho, el experto, defiende que es bueno que el cerebro humano "se apoye cada vez más en las máquinas inteligentes a la hora de tomar decisiones".

Su grupo de investigación, en la Universidad Carlos III de Madrid, acaba de presentar ante el European Research Council (ERC) una propuesta de proyecto para la integración humanos-máquinas, denominada Advanced Hybrid Intelligence. Se trata de un proyecto líder en España, que llevaría a cabo junto con los grupos de los profesores David Ríos (Real Academia de Ciencias) y Alessandro Villa (Universidad de Lausana). "El objetivo es combinar las diversas características de las personas y las máquinas para mejorar los procesos de toma de decisiones", ha explicado durante el acto de apertura del Año Académico RAI 2013.

Así, Figueiras y su equipo están introduciendo en las máquinas capacidades de tipo humano (cooperación, competición...) para que éstas proporcionen mejores recomendaciones. Para ello, diseña y "entrena" sistemas y máquinas para que puedan ayudar al ser humano a tomar decisiones.

La labor de los científicos es simplificar mucho, mediante un laborioso, repetitivo y paciente trabajo con algoritmos, las redes neuronales, la estructura de núcleos y los métodos estadísticos convencionales.

No son inteligentes al modo humano
El área de la Inteligencia Computacional en la que investiga Figueiras se denomina "Machine Learning", pero aunque su traducción al castellano es "aprendizaje de máquina", son más bien máquinas "entrenables". Los expertos como él insisten en que  el término "inteligente" aplicado a las máquinas es algo excesivo, porque "los algoritmos los controlan los científicos, la máquina es pasiva". "No es inteligente al modo humano porque no aprende, sino que aprehende: la diseñamos para actuar de una determinada manera y así lo hace", ha apuntado.

De hecho, aunque las máquinas de decisión hace mucho que salieron de su primera infancia y desde hace decenios superan objetivamente a la mayoría de los expertos, sólo son capaces de transformar datos en información y seleccionar decisiones. "Son incapaces de asimilar y tampoco comprenden lo que están haciendo", ha insistido el académico de la RAI.

Del mismo modo, Figueras ha destacado que, a pesar de lo útiles que están siendo las máquinas para los humanos, hay cierta prevención atávica sobre ellas. En este sentido, considera que se debería tener una mejor predisposición hacia las máquinas, ya que "si sólo hubiera que fiarse del cerebro, se cometerían múltiples errores". "El cerebro se deja engañar por estereotipos y percepciones erróneas, que  nos negamos a reconocer aún en los casos más evidentes", ha señalado.

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.